Captcha!

Desde hace más de cuatro año (de los cinco y pico que tiene este blog), utilizo Captcha! para detectar SPAM. Captcha!, en teoría, impide que un bot en la red pueda dejar comentarios (generalmente SPAM), y permite que sólo pasen los comentarios que aprueban la pregunta de Captcha!

Eso no tiene nada que ver con la moderación que hago de mis comentarios; ningún comentario en mi blog pasa sin que antes yo lo lea. Esto no es por el SPAM; es por la bola de idiotas que al parecer soy propenso a atraer a que comenten en lo que llanamente es mi espacio para decir lo que pienso.

Internet Commenter

Debería ser obvio que no pienso así de la mayor parte de mis lectores; todo lo contrario. A pesar de que mi blog existe para mí, por mí, y que además me vale madre quien pueda o no leerlo, la verdad es que de lo más divertido que ha resultado de tener una presencia virtual es leer los comentarios que todo tipo de lectores me han dejado, e incluso a veces entablar discusiones inteligentes y entretenidas con ellos.

Son la bola de animales que creen que el discutir conmigo me es tan fascinante como sin duda lo es para ellos los que tienden a desesperarme. En particular los que, como en la tira de arriba, juran y perjuran no volver, y a los pocos días me encuentro un comentario nuevo de ellos. Muchas veces todavía más idiota o patético que el anterior.

A los más recalcitrantes ya tiene rato que sencillamente borro sus comentarios, sin ni siquiera leer el contenido del mismo; me basta ver el autor. Por suerte, los puedo contar con los dedos de una mano.

En fin. Como sea, el motivo de esta entrada era comentar que al parecer mi sitio cayó en la mira de los que saben como quebrar Captcha!; el número de comentarios SPAM subió dos o tres órdenes de magnitud, y estar moderando SPAM es de verdad de lo menos gratificante que existe.

Así que después de resistirme durante años, por fin activé Akismet, y que se hagan bolas las máquinas para decidir qué es o qué no es SPAM.

Al parecer funciona muy bien, pero siempre existe el riesgo de que haya falsos positivos. Si un comentario suyo no aparece en el blog, por favor mándenme un correo para que lo rescate.

Dos en dos meses

Hace tres semanas fui a ver Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole. Hace casi dos meses fui a ver Vincere.

Cuando no estoy escribiendo prosa, estoy escribiendo código; de ahí la escasez de entradas en mi blog durante tanto tiempo. Comentaré más acerca de qué programa estoy escribiendo en el futuro.

  • Vincere (La amante de Mussolini).
    La amante de Mussolini

    La amante de Mussolini

    Esta película es muy buena; entre otras razones porque una de mis métricas para determinar qué tan buena es una película, es sólo ver qué tan demente es la personaje principal. En ese sentido, Ida Dalser (al menos como la muestran en la película), se lleva de calle a un montón de dementes desquiciadas.

    Además de eso es interesante ver una personificación de un joven Mussolini, y qué rápido traiciona sus ideales iniciales. Sólo no esperen un final feliz en la película que retrata la vida de la amante secreta de Mussolini.

    Además, probablemente ya sólo se pueda ver rentada. De cualquier forma, háganlo; es bastante buena.

  • Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole ( Ga’Hoole: La Leyenda de los Guardianes).
    Legend of the Guardians: The Owls of Ga'Hoole

    Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole

    Tenía muchas ganas de ver esta película, y no me decepcionó en lo más mínimo. Ciertamente tiene varias cosas diseñadas exclusivamente para niños, y en algunas partes sí abusan de los “comic reliefs”, pero es increíble toda la animación por computadora (yo la vi en 3D; ya le perdí la fe a esta iteración del 3D que cada 20 años vuelve a intentar adueñarse del cine… a ver si en el 2030 les sale mejor), y la historia está bastante simpática, con un mensaje (como suele ser consenso en los tiempos modernos) en contra del autoritarismo y del racismo.

    Además de algunas partes excesivamente infantiles, y de que es insoportablemente dramática en otras, ha sido de mis películas favoritas en un ratote. La recomiendo altamente; considerando además que probablemente harán como catorce secuelas.