Brian Herbert

Mi relación con el universo de Dune, la novela de ciencia ficción de Frank Herbert (que mucha gente considera la mejor novela de ciencia ficción jamás escrita), es larga y, contrario como generalmente es con mi vida, de hecho anterior a que la leyera.

En 1985 ó 1986, transmitieron en la televisión abierta de México la película tenuemente basada en la novela, dirigida por David Lynch. Yo, que tendría 8 ó 9 años, quedé profundamente apantallado por la misma. Por supuesto, no entendí ni madre, pero eso no quitó que fuera fascinante.

Había gusanos gigantes, escudos de energía personales, los guerreros disparaban gritando, y salía Sting en ropa interior. Es difícil borrar de la memoria dichas imágenes.

Pasaron quince años sin que yo volviera a pensar en la película, ni mucho menos que se me ocurriera leer la novela; no comencé a leer ciencia ficción regularmente sino hasta que me titulé. Antes de eso yo generalmente siempre leí otro tipo de literatura.

En el 2001 ó 2002, pasaron en Cablevisión la miniserie Frank Herbert’s Dune, y yo la vi una vez más fascinado, en esta ocasión principalmente por el (en retrospectiva francamente chafa) efecto especial que usaban para que los fremen tuvieran ojos azules.

Poco después de eso compré Dune, lamentablemente en español porque todavía no leía novelas en inglés. Para el 2006 había leído los primeros tres libros de los seis originales que escribió Frank Herbert (Dune, Dune Messiah, y Children of Dune), y por razones que no me quedan del todo claras, dejé de leer la serie.

Hace unos meses la empecé de nuevo, comenzando con el cuarto libro y esta vez leyéndolos en inglés; rápidamente me chuté los otros tres libros en ese universo que Frank Herbert escribió (God Emperor of Dune, Heretics of Dune, y Chapterhouse Dune).

Originalmente ese era mi plan; no tenía intenciones de continuar leyendo los libros que el hijo de Frank, Brian, ha venido escribiendo junto con Kevin J. Anderson para completar y expandir el universo creado por su padre.

De hecho, me daba algo de coraje; me parecía que Brian Herbert se estaba colgando de su padre para poder seguir exprimiéndole leche a la vaca. No lo sé; como si un camión atropellara a J. K. Rowling, y alguno de sus hijos decidiera aprovechar y seguir sacando libros de Harry Potter sólo para hacer dinero. Más mala espina me daba que necesitara un coautor; me sugería entonces que el tipo ni sabía escribir, que las novelas las estaba escribiendo Anderson, y que el nombre de Brian Herbert sólo lo utilizaban para “legitimar” a los nuevos libros.

Mi reticencia disminuyó cuando terminé Chapterhouse Dune, y me quedé con hartas ganas de ver qué pasaba (el libro termina en un enorme cliffhanger). Casi desapareció cuando me enteré que Brian Herbert era un autor de ciencia ficción por sí mismo; evidentemente no tan conocido como su padre, pero sí que había iniciado su carrera mucho antes de que Frank Herbert muriera.

Y dicha reticencia desapareció cuando me chuté en rápida sucesión la triología de prequelas Prelude to Dune; Dune: House Atreides, Dune: House Harkonnen, y Dune: House Corrino. Los libros son, antes que nada, una obra de amor; se ve que los dos autores de verdad conocen y respetan el trabajo original de Frank Herbert.

Además las novelas son francamente entretenidas, y en muchas partes muy emocionantes. Ahorita estoy comenzando la triología Legends of Dune, y espero leer las que me falten pronto. Además de que Brian Herbert amenza con seguir produciendo prequelas y secuelas.

No sé si Dune sea la mejor novela de ciencia ficción que se ha escrito; la verdad, aunque disfruto el género, no he leído tanta ciencia ficción, y no me considero calificado como para dar una opinión al respecto. Lo que sí es que plantean un universo fascinante, y sin duda alguna son entretenidísimas.

Ahora, si sólo pudiera conseguirme una novia Bene Gesserit…

Acerca de Canek

Escribo código. Escribo prosa. Hago algo que es casi, pero no exactamente, totalmente diferente a las matemáticas.
Bookmark : permalink.  Imprimir entrada Imprimir entrada

Una reacción a Brian Herbert

  1. quimiporras dice:

    Excelente tu apreciacion, parecida a lo q me pasó, soy del 74 y en mi opinion es la mejor saga scifi, lástima que no se le de mucha importancia para expandir este universo o es q la licencias son tan caras, me estoy metiendo de lleno en los comics y aprender a dibujar y quien sabe con el tiempo expandir este univcerso en comics con historias paralelas, bueno soñar no cuesta nada. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>