Feliz año nuevo

Me dirijo a casa de mi madre para la celebración de año nuevo que siempre tenemos con familia y amigos; no sé si vuelva a conectarme durante el resto del día, así que aprovecho para desearles un feliz año nuevo a todos mis lectores, y que ojalá el año que viene les sea productivo y satisfactorio. Me queda claro a mí que el 2008 ciertamente lo fue para mí.

También para anunciar que, con algo de “trampas”, pero conseguí mi propósito de año nuevo del año pasado; escribí al menos una entrada por día durante el año 2008. Las “trampas” fueron que a veces escribí las entradas unas horas después de que el día hubiera acabado (cuando me daba cuenta de que, una vez más, se me había olvidado la entrada del día); pero dado que yo soy el que defino las reglas de qué era o no satisfacer ese propósito de año nuevo, voy a decretar que sí lo cumplí.

Este año 2009 no haré lo mismo; nada más los primeros tres meses sería complicado, ya que estaré en Barcelona y no sé qué tan regularmente me conecte. Pero incluso con conexión diaria es una presión medio idiota el tener que estar pensando diario en qué escribir… lo cual espero justifique la ridícula cantidad de entradas que sólo fueron letras de canciones.

Así que este año que viene será más tranquilo respecto a entradas. Voy a seguir escribiendo regularmente; pero definitivamente ya no diario.

Una vez más, feliz año nuevo a todos los que, por accidente o voluntad, leen mi blog.

La novela

Hace un mes terminé de escribir una novela, dentro del experimento colectivo denominado NaNoWriMo. Lo hice en gran medida porque quería ver si podía; para probarme a mí mismo como escritor. Me asumo como escritor; tal vez no uno particularmente bueno, pero escritor al fin y al cabo. No me dedico a eso; no me gano la vida con ello. Pero es una parte importante de mi persona.

Cuando acabó NaNoWriMo y yo “gané”, me di por satisfecho. No esperaba más realmente; nunca consideré seriamente el mostrar al mundo el fruto de escribir 50,000 palabras en 30 días. Pero ocurrió algo simpático, que debí prever dado que conozco el enorme tamaño de mi ego: me gustó mi novelita. No me engaño tampoco; no es la gran novela de las letras hispánicas; no es un relato realmente original; los personajes no son verdaderamente entrañables; y siendo completamente sincero la redacción no se aleja mucho de lo que ustedes, queridos lectores, pueden ver regularmente en este blog.

Pero me gustó; creo que es ligera, y razonablemente divertida. Tampoco conseguí (ni de lejos) el hacer una novela que mantuviera riendo a los lectores de principio a fin; hacer reír es terriblemente difícil. De hecho, me temo que me quedé sin chistes para contar; si escribo eventualmente otra novela tendrá que ser una tragedia griega, porque ya no se me ocurre cómo hacer reír de nuevo. Pero razonablemente divertida me parece que sí es.

Así que le pedí a varias personas cercanas a mí que la leyeran, y que me dieran sus opiniones, sus correcciones y sus ideas, y tuvieron la gentileza de hacerlo. Algunas de sus opiniones las seguí al pie de la letra; otras modificaron hasta cierto punto ciertos aspectos de la novela. Y otras más me valieron completamente madre, porque como les digo mi ego es enorme. Eso, y me dio hueva hacer ciertos cambios.

Pero lo importante es que las opiniones de estos queridos amigos míos me convencieron de que, al menos, la novela no apestaba completamente. A lo mejor apesta un poquito; pero no completamente.

Hoy por fin acabé con todas las correcciones y con la construcción del PDF que planeo, en más o menos tres meses, liberar en la red bajo la licencia Creative Commons Atribución-No comercial-No Derivadas 2.5 México. ¿Por qué en tres meses? Porque me encanta hacerla de emoción.

A partir del 5 de enero de 2009 comenzaré a publicar en el blog un capítulo de la novela cada tres o cuatro días. Esto sirve dos propósitos; no publicarla toda de golpe (lo que espero cause que más gente la lea), y tener algo que poner en el blog mientras estoy en Barcelona. Si todo sale como planeo, publicaré el último capítulo justo antes de regresar a México, y entonces crearé una página permanente en el blog para tener toda la novela en un solo lugar, y ahí mismo haré público el PDF (que, si me permiten decirlo, quedó bien bonito).

¿Por qué escribo ahora de esto, si no planeo publicar el primer capítulo hasta dentro de seis días? Pues porque quiero dejar constancia de que la novela la acabé en un mes, y que las correcciones me tomaron otro. Eso, y que el producto final quedó terminado durante el 2008. Manías de uno, pues.

Sólo una aclaración, respecto a los comentarios que permitiré en las entradas que sean capítulos de la novela. Voy a permitir comentarios, por supuesto; pero seré algo más autoritario respecto a cuáles censuraré sin sentirme mal al respecto. La novela no es una opinión mía, o una idea que proponga a discusión. Es creación, y (literalmente) la voy regalar al mundo. Aunque es discutible la calidad de dicho regalo, seguirá siendo un regalo; y voy a considerar de pésimo gusto que alguien la ataque destructivamente. Al fin y al cabo, como todo lo que hay en este blog, nadie está obligado a leerla.

Sí voy a permitir comentarios con críticas constructivas, por supuesto; pero seré sincero: voy a subir el estándar de la calidad de todos los comentarios que apruebe en los capítulos. Y eso va también para comentarios positivos, pero de contenido pobre; no aprobaré un comentario del tipo “ay, me encantó este capítulo; está bien lindo”, si eso es todo lo que dice.

Y aún con las críticas constructivas, inteligentes y bien articuladas que lleguen a aparecer y yo publique, debo enfatizar que lo más probable es que me valgan pura madre. Sencillamente lo podría dejar en que, exceptuando un puñado de personas en este mundo, en general no me interesa lo que piense de mí la gente; pero sí quiero hacer énfasis en que las entradas que contendrán los capítulos de mi novela difieren radicalmente de lo que normalmente publico en el blog. Lo que normalmente publico me interesan los comentarios de los demás, porque no es lo que piensan de mí (o bueno, así siempre lo he tomado yo); es lo que piensan de ciertas ideas o ciertas posturas políticas y/o ideológicas. Varias de las cuales ni siquiera son mías originalmente, además. No es algo (y en general no me lo tomo así) personal.

La novela es una creación muy personal, y además la estaré regalando. Entonces ahí sí no me va a importar lo que digan de ella, y si nada más me huele a que un comentario es puramente para chingar, no dudaré ni medio segundo en borrarlo; no lo voy a pensar dos veces.

Los dejo con la portada, como un adelanto de lo que vendrá en unos días. Ya había publicado un primer boceto, pero le hice algunas correcciones, y lo pongo ahora como PNG, porque se veía medio feo el JPEG.

La Noche del Alacrán (portada)

La Noche del Alacrán (portada)

Despereaux, Un Pequeño Gran Héroe

Fui a ver The Tale of Despereaux. Se aplican las advertencias de spoilers de siempre.

The Tale of Despereaux

The Tale of Despereaux

Esta película la vi en una sala con probablemente todos los niños del universo. Y, niños como son, no dejaron de estar chingando ni un solo minuto de la película. Atrás, adelante, a los lados; niños y niños chingue y chingue y chingue y chingue.

Por supuesto, es mi culpa; ¿quién me manda ver una película para niños a las 7:20 de la noche durante las vacaciones de navidad?

La película no es muy buena. La animación por computadora (predeciblemente) es muy hermosa, pero la historia no tiene realmente nada particularmente interesante. Tal vez eso se hubiera compensado un poco si la hubiera oído en su idioma original; en inglés tiene un elenco impresionante.

En español, en general, es pasable. Excepto Belinda; no sé quién fue el hijo de puta que se le ocurrió darle el papel de la Princesa Pea. ¿A quién en su sano juicio se le ocurre ponerla al nivel de Emma Watson?

Además, ¿de cuando acá las princesas hablan como si fueran del Colegio Madrid?

De verdad me daban ganas de darle un puñetazo en la cara a la escuincla, y luego quitarle la papa de la boca. O darle un puñetazo en la cara y quitarle la papa de la boca.

La historia realmente es muy blanda. Patéticamente blanda. Es la primera película de este tipo que veo en años que de verdad no tiene nada que ofrecer a un adulto. Es exclusivamente para niños, y yo diría que de seis años para abajo.

Lo cual reafirma que el pendejo soy yo, por haber ido a verla, y que me merezco que me tocara una sala llena de niños caguengues.

God knows…

渇いた心で駆け抜ける
ごめんね 何もできなくて
痛みを分かち合うことさえ
あなたは許してくれない

無垢に生きるため振り向かず
背中向けて 去ってしまう
on the lonely rail

私ついていくよ
どんな辛い世界の闇の中でさえ
きっとあなたは輝いて
超える未来の果て
弱さ故に魂こわされぬように
my way 重なるよ
いまふたりに God bless

届けて熱くなる思いは
現実溶かしてさまよう
会いたい気持ちに理由はない
あなたへあふれだすLovin’ you

せめて美しい夢だけを
描きながら 追いかけよう
for your lonely heart

やめて噓はあなたらしくないよ
目を見てこれからのことを話そう
私覚悟してる
暗い未来だって
強くなって運命変えられるかもね
my wish かなえたいのに
すべては God knows

あなたがいて 私がいて
ほかの人は消えてしまった
淡い夢の美しさを描きながら
傷跡なぞる

だから私ついていくよ
どんな辛い世界の闇の中でさえ
きっとあなたは輝いて
超える未來の果て
弱さ故に魂こわされぬように
my way 重なるよ
いまふたりに God bless

A un paso de la muerte

Mi baño no tiene ventanas; en su lugar tiene un ventiladorcito que cuando lo prendo (generalmente después de bañarme) se encarga de sacar el vapor del agua caliente.

El otro día descubrí que lo que yo creí era óxido detrás de las llaves de la regadera, era realmente suciedad que yo no había notado. Como de verdad estaba muy sucio ahí, saqué mi botella de cloro, porque he descubierto que realmente no hay nada mejor para lavar (y de paso desinfectar) cualquier cosa que no pueda despintarse.

(Eso incluye el recipiente para café de mi cafetera; cada dos o tres usos, no importa que tan bien lo lave, siempre comienza a tomar un tono –valga la rebuznancia– café. Dejarle un chorrito de cloro reposando durante unas horas se encarga de limpiarlo por completo).

Ya entrado me puse a tallar el yeso entre varios de los mosaicos, porque comenzaba a tomar un color decididamente amarillento. No llevaba ni quince minutos en el asunto, cuando me percaté de que me estaba costando mucho trabajo respirar. Yo soy chilango, y estoy convencido de que el esmog y la altura en general han causado que mutemos para poder respirar sin problemas casi hasta en desechos tóxicos; por lo tanto yo creo que tardé en darme cuenta de que de hecho respiraba con dificultad.

Después todo se dio de golpe; una náusea espantosa, ardor en los ojos, me comenzaron a temblar las manos y de hecho ya no podía respirar. Dentro de mi pánico me di cuenta de que tenía que ser el cloro, así que cerré la botella, abrí la regadera, y (ya con algo de dificultad) prendí el ventilador del baño, para después abrir la puerta del mismo y respirar aliviado el aire fresco del exterior.

No sé si en realidad estuve a punto de desmayarme (tardé varios minutos en recuperarme), pero si sí no sé qué habría podido pasar conmigo desplomado en el piso de mi regadera saturada de cloro, con el baño cerrado y sin ninguna ventilación para motivos prácticos.

Lo que sí es que si me moría así habría sido la forma de morir más pendeja que podría haber encontrado.

Blind Faith

Your eyes keep things well hidden
Just a hint of what you’re holding inside
And the first day that I met you
I consider the first day of my life
Thanks to you now I know
All my dreams can come true

Blind Faith in you, oh yeah
I’ve got blind faith in you
And I’m not sure that I deserve
A woman so true,
But I love, that you think I do

La Melancolía de Haruhi Suzumiya

Hace unas semanas estaba con una amiga platicando por el messenger, cuando me mandó el siguiente video de YouTube, y me preguntó si me parecía ridículo (o algo por el estilo):

Hare Hare Yukai

Hare Hare Yukai

Por supuesto que me pareció ridículo (debe ser de las coreografías más ridículas que existen), pero estaba tan anonadado por su asombrosidad (alguien tenía que traducir awesomess), que me puse a investigar de dónde carajo venía.

Viene, por supuesto, de The Melancholy of Haruhi Suzumiya (pongo el título en inglés porque ese fue el lenguaje del subtitulaje que vi). En ese artículo de la Wikipedia dicen:

“The series was extremely popular and has become a cult television series with a large and dedicated fanbase. As of December 2006, The Melancholy of Haruhi Suzumiya is the most popular anime in Japan according to Newtype magazine. Similar to Star Trek’s fans as Trekkies, fans of the series call themselves «Haruhiists», and the collective fandom is known as Haruhiism (ハルヒ主義, Haruhi shugi).”

No sé ustedes, pero si a me dicen que un animé es el más popular en Japón, me suena como que es algo que hay que tratar de ver. Así que me puse a conseguir la serie.

Aunque podía conseguir la versión en DVD, preferí ver un fansub porque en mi experiencia están mucho mejor traducidos, son más consistentes, y tienen detallitos como el poner notas explicando cosas intraducibles, sobre todo referencias culturales. También suelen traducir carteles y letreros, como se ve en este ejemplo:

Letrero traducido

Letrero traducido

El fansub que me agarré además trae el orden en que la serie se transmitió en Japón (y de hecho tal cual como se transmitieron), que le vale madre la cronología de la historia. Por eso cuando acabé de verla la primera vez no escribí acerca de ella de inmediato; quería verla de nuevo, en el orden “correcto”, antes de expresar lo que pienso de esta serie.

La historia, basada en una serie de “novelas ligeras”, es (contrario a lo que pudiera pensarse) de Haruhui Suzumiya, una encantadora (si bien a veces difícil) muchachita que acaba de entrar al equivalente de la prepa en Japón.

Haruhi Suzumiya

Haruhi Suzumiya

Aunque ella es sin duda el personaje principal, la trama es relatada (de forma magistral) por su compañero y amigo Kyon, no sólo explicando lo que ocurre en la historia, sino también sus propias reflexiones y reacciones a los extraños eventos en los que él comienza a encontrarse por juntarse con Haruhi.

Letrero traducido

Kyon

Una cosa interesante de Kyon; no sabemos su nombre de verdad. Su hermanita (una niña chulísima) le puso Kyon, y por alguna razón se le quedó el apodo. Todo mundo le dice Kyon, y durante la serie no nos enteramos nunca de cómo se llama en realidad.

Al inicio de la serie Kyon y Haruhi entran a la escuela, y por azares (o tal vez no) del destino el primero termina sentado adelante de la segunda. Después de que él se presenta a la clase le toca el turno a ella, y después de decir su nombre, la decidida muchachita anuncia que quiere conocer a extraterrestres, viajeros temporales, o psíquicos, que la vayan a buscar si ese es el caso.

Kyon reacciona como el resto de sus compañeros y nada más la mira extrañado, pero después, tal vez por estar sentado junto a ella (o tal vez no), le pregunta qué quiso decir con eso. La muchacha básicamente le contesta que la gente normal le aburre, y después se queda callada. Pero Kyon comienza a notar que todos los días Haruhi cambia de peinado, y extrañado le pregunta de nuevo por qué. La muchacha le da una explicación sencilla; pero al otro día aparece con el cabello recortado.

Y a partir de ese momento, de forma casual (o tal vez no) Kyon y Haruhi se hacen amigos y comienzan a platicar durante las pausas entre clases. Varios compañeros de Kyon se muestran extrañadísimos de que él pueda al parecer relacionarse con ella; casi todos afirman que lo habían intentado sin poder conseguirlo.

Por qué Haruhi “elige” a Kyon para hablar y como amigo es, hasta cierto punto, un misterio. Tal vez fuera que sólo él le preguntó el por qué de sus acciones, en lugar de tratar de invitarla a salir (todo mundo, Kyon incluido, admiten que Haruhi es de una belleza despampanante), o para platicar de trivialidades. Pero el punto es que comienzan una relación que es una amistad sencillamente, si bien queda claro que Haruhi puede ser una persona muy difícil.

Durante las primeras semanas de clase Haruhi se inscribe a todos los clubes de su escuela, para inmediatamente después dejarlos a todos, a pesar de que los clubes deportivos les encantaría tenerla como miembro (es muy buena en los deportes… y en la escuela… y en general en cualquier cosa que se proponga). Cuando Kyon le pregunta si hay alguno divertido, ella le dice que todos apestan. Cuando le pregunta por qué, ella le dice que no hay ninguno que tenga ningún tipo de experiencias paranormales o misterios; que parece ser la obsesión de Haruhi en la vida.

De forma completamente involuntaria (o tal vez no), Kyon le da la idea a Haruhi de formar su propio club, ya que ninguno de los existentes le interesa. De hecho él nunca le dice algo así, pero sí le menciona que, como gente normal, no tienen de otra; que sólo la gente extraordinaria es la que inventa o descubre nuevas cosas, y que ellos mejor deberían apechugar y vivir su vida tranquilamente. Pero de alguna manera Haruhi saca de ahí la idea de formar su propio club, y de inmediato recluta (forzosamente) a Kyon para que la ayude.

Haruhi forzando a Kyon

Haruhi forzando a Kyon

Dado que ya es avanzado el año escolar, el único salón que consiguen para el club es el del club literario, que por suerte (o tal vez no) sólo tiene un miembro; la generalmente callada y siempre seria Yuki Nagato, estudiante de primer año:

Yuki Nagato

Yuki Nagato

Yuki no tiene problemas con que usen el salón para el club de Haruhi siempre y cuando le permitan seguir leyendo… o eso dice al inicio. Poco después de eso Haruhi recluta (forzosamente) a la bellísima Mikuru Asahina, estudiante de segundo año:

Haruhi arrastrando a Mikuru

Haruhi arrastrando a Mikuru

Cuando Kyon le pregunta a Haruhi que por qué recluta a Mikuru, la respuesta de la muchacha es sencillísima; Mikuru es lindísima, está chiquitita, y tiene unas chichotas. Y acto seguido comienza a jugar con los senos de Mikuru, mostrando su punto.

Haruhi manoseando a Mikuru

Haruhi manoseando a Mikuru

Con una chava tan atractiva en el club, razona Haruhi, seguro atraerán a más integrantes. Y sí hacen mucho énfasis toda la serie (especialmente Kyon, que no parece poder dejar de verla) que Mikuru es un forrazo.

A partir de ese momento Kyon seguirá a regañadientes a Haruhi, mientras ella hace cosas como extorsionarle al presidente del club de cómputo una computadora, vestir a Mikuru y ella misma como conejitas para repartir volantes, y hacer que Kyon cree una página web para el club, que termina cambiando su denominación a “brigada”, ya que no puede ser club porque nadie tiene idea de qué quiere hacer Haruhi con él. La brigada se llama la “Brigada SOS”, que en japonés es Sekai wo Oini moriagerutame no Suzumiya Haruhi no dan”, y que la Wikipedia dice se traduce a Spreading excitement all Over the world with the Haruhi Suzumiya Brigade”.

Hasta este momento la serie es una comedia adolescente con tintes románticos, con la única particuliaridad de que Haruhi de verdad es un personaje encantador, que Kyon es un narrador muy cagado, y que es muy divertida. Pero fuera de eso todo es perfectamente normal.

Pero entonces Yuki le da un libro a Kyon, dentro del cual él ve una nota que le dice que la busque en cierta dirección en la noche. Kyon corre al encuentro extrañado, porque ciertamente Yuki no da muestras de ser romántica, y no puede imaginarse para qué lo querría ver fuera de la escuela.

Y es entonces cuando de verdad se pone interesante la serie.

Yuki le informa, en su forma de hablar parca y monótona, que no es humana; es un ser humano artifical creado por la Entidad de Datos Integrados para poder observar eventos en la Tierra e interactuar con la forma de vida inteligente dominante del planeta. También es, por lo mismo, una forma de vida extraterreste.

A Kyon no le extraña tanto el hecho de que Yuki diga esto, en primer lugar porque básicamente no le cree, y en segundo lugar porque no entiende la mitad de las cosas que Yuki le dice; pero le pregunta que qué carajo está observando en la Tierra.

La respuesta no le extraña a Kyon: la Entidad de Datos Integrados detectó tres años atrás una explosión de datos en Japón, y la fuente es Haruhi Suzumiya. Yuki está ahí para observarla y reportar lo que vea. También le informa que todo había estado relativamente estable durante esos tres años, pero que una nueva variable al parecer había comenzado a desequilibrar las cosas. La nueva variable al parecer es Kyon.

Kyon se va de ahí sin creerle mucho a Yuki, pero extrañamente (o tal vez no) tampoco descartando del todo que hubiera sido verdad.

Después de eso el último miembro se integra a la brigada SOS; Itsuki Koizumi, cuya principal característica es que parece ser insoportablemente amable y educado:

Itsuki Koizumi

Itsuki Koizumi

Ese fin de semana Haruhi decreta que irán a buscar misterios por la ciudad, y al dividirse en dos equipos Kyon termina (para su alegría) haciendo pareja con Mikuru, quien de forma muy penosa e insegura (porque así es ella), le explica que en realidad es una viajera del futuro que viene a investigar porqué ocurrió un terremoto temporal (timequake) hace tres años, y que los que la envían suponen que de hecho la responsable es Haruhi. También trata de averiguar porqué no pueden ya viajar más atrás en el tiempo que tres años antes de los eventos que transcurren durante la serie.

Kyon comienza a preocuparse de que Mikuru y Yuki estén diciendo la verdad, porque no parecen el tipo de muchachas que harían bromas, y al siguiente día de escuela confronta a Itsuki para saber si él también tiene algo que decirle. Por supuesto, resulta que sí; Itsuki es un psíquico (esper es la traducción que utilizan en inglés, pero por los poderes que Itsuki muestra a mí me parece más bien telequinesis), y descubrió que lo era (¡sorpresa!) tres años atrás, además de que pertenece a una “Agencia” con otros como él.

Itsuki es el que tal vez mejor le explica la situación a Kyon; mientras que Yuki le dijo que Haruhi puede “manipular los datos a su alrededor”, y Mikuru le dijo que Haruhi era capaz de causar “terremotos temporales”, Itsuki lo explica de forma mucho más sencilla: Haruhi puede alterar la realidad. Tal vez incluso al grado de destruirla y crear una completamente nueva. Itsuki incluso deja entrever que en su Agencia hay quienes creen que Haruhi es Dios (en este contexto en mayúsculas por supuesto), dado que tal vez es la creadora de la realidad actual.

Cuando Kyon le pregunta (como le preguntó a Yuki y Mikuru) porqué no le decían lo que sabían a Haruhi, Itsuki le explica que hay varios en su Agencia que han sugerido eso (eso, o hacer algo; lo que sea), en lugar de sólo ver y analizar la situación. Pero al parecer la mayoría prefiere mantener el status quo (y aparentemente lo mismo piensan la gente del futuro del que viene Mikuru, y la Entidad de Datos Integrados que creó a Yuki), porque en el fondo están aterrados de que Haruhi deshaga esta realidad para crear otra.

Los tres miembros de estas facciones, que irónicamente (o tal vez no) son justo lo que busca Haruhi (extraterrestres, viajeros en el tiempo, y psíquicos), entonces están ahí para tratar de mantener a Haruhi contenta, y (todavía más importante) sin que se aburra. Porque si se aburre puede llegar a destruir la realidad para crear otra que la entretenga más.

Y todo esto sin que Haruhi Suzumiya esté realmente consciente de su poder.

Y, además, Kyon es fundamental para mantener a Haruhi tranquila, porque le han dejado ver (de forma velada y sutil), que Haruhi lo eligió probablemente porque está enamorada de él. Y él de ella también, pero como se ven las cosas va a costar mucho que alguno de los dos lo admita. De hecho la vez más cercana (en el animé) que estuvieron a que Haruhi desmadrara la realidad, fue detonada por un arranque de celos que le causó el ver a Kyon siendo demasiado amable con Mikuru.

Así que la serie termina siendo un drama/comedia adolescente (más de lo segundo que de lo primero, por suerte), con situaciones normales para estudiantes preparatorianos, combinada con algo de situaciones extraordinarias, que le causan una angustia increíble a Kyon (cuando no ponen en peligro su vida, la de los miembros de la brigada SOS, o el mismo universo), y de las cuales Haruhi ni cuenta se da.

Pero lo realmente importante son los personajes; a mí en particular me encanta Yuki, porque aunque comienza siendo poco más que una computadora dentro de un cuerpo humano, poco a poco va desarrollando una personalidad, gustos, e incluso algo parecido a sentido del humor; además de que ella y Kyon terminan siendo (no hay mejor forma de explicarlo) amigos. Y buenos amigos, hasta ello.

Y el romance entre Haruhi y Kyon es muy, muy bonito; y terriblemente complicado porque aunque a Kyon sin duda alguna le gusta Haruhi físicamente y le gusta estar con ella, lo cierto es que es una muchacha muy difícil a veces: mandona, empecinada, caprichuda y ligeramente autista a las opiniones de los demás. Además de que tener al lado a Mikuru ciertamente lo confunde; leí que en las novelas se llega incluso a insinuar si no la habrán enviado del futuro como sabotaje, sabiendo que Mikuru (sin que lo sepa o desee) es un potencial obstáculo entre Haruhi y Kyon. Y la misma Haruhi no ayuda, vistiéndola de forma sexy todo el tiempo.

Haruhi y Kyon

Haruhi y Kyon

Encima de todo ello, la serie tiene un sentido del humor fabuloso, y muy inteligente; es de los pocos animés cómicos que veo donde no recurren hasta el cansancio a las bromas visuales típicas del género (la gota enorme para mostrar vergüenza o pena ajena, la vena caricaturezca saltando para mostrar enojo, mazos que aparecen de la nada, o narices sangrando cuando alguien ve a una chava en ropa interior). Y, repito, la narración de Kyon en todo momento es excelente.

En los aspectos técnicos, la serie también es muy buena; tiene una animación preciosa y consistente todo el tiempo, los efectos especiales son muy chidos (y muy cagados, cuando aparecen), y la actuación de las voces en japonés es fabulosa. Repito; especialmente la narración de Kyon.

La Melancolía de Haruhi Suzumiya, que saca su título de que justamente los demás miembros de la brigada SOS quieren evitar que Haruhi se ponga melancólica y entonces destruya el universo, tiene 14 episodios. Seis de ellos son justamente la primera novela ligera, que se llama igual: La Melancolía de Haruhi Suzumiya. Otros siete son sacados de varios capítulos de novelas subsecuentes, y el decimocuarto (y final, cronológicamente) es uno que el autor de las novelas escribió específicamente para la serie de televisión.

Como mencioné arriba, la serie ha tenido un escandaloso éxito en Japón, y una segunda temporada está en producción. Yo espero que hagan varias más, porque al parecer todo lo relacionado con Haruhi Suzumiya ha sido todo un fenómeno comercial, y porque ya van nueve novelitas publicadas, con una más en producción. Y porque de verdad quiero ver más de estos personajes, que son encantadores y divertidos.

No sé si vaya a llegar a México la serie; lo único que me preocuparía es que los últimos doblajes que he oído de animé (y de televisión en general) han sido lamentables. Pero independientemente de eso, consigan la serie y véanla.

Les aseguro que no se van a arrepentir.

Twilight

Siguiendo la recomendación de una lectora leí Twilight, la novela en la que se basa la película del mismo nombre (contrario a lo que pudiera pensarse, le pusieron Crepúsculo en español a la misma).

Reafirmo lo que dije de la película; la historia es el sueño húmedo de una adolescente caliente (valga la redundancia) y medio pendeja.

La novela es muy similar a las novelas de Corín Tellado, nada más que mucho más larga y con la voz de una adolescente que le cuesta mantener su calentura a raya. A partir de más o menos la mitad de la historia, Bella no puede relatar más de dos páginas sin mencionar qué guapo, hermoso, atractivo y sensual es Edward; todo el tiempo menciona sus “fuertes brazos”, su “pecho de marfil”, su “aroma intoxicante”… está bien, niña; te pones húmeda al verlo. Lo entendimos las cien primeras veces; no es necesario que lo repitas otras mil.

Me molesta también que la historia supuestamente es un romance, y realmente no hay razones para que Bella y Edward se enamoren el uno del otro. Edward tiene cerca de cien años, en teoría, y es aburridísimo. Sólo Bella repite todo el tiempo que es bueno en todo, aunque sólo vemos algunas cosas obvias como correr, manejar, y un poquito más interesante el tocar el piano. Pero eso es todo; Edward no tiene nada realmente de interesante, excepto ser vampiro. Y para acabarla de chingar, pertenece a una familia de vampiros “vegetarianos”; así que terminan siendo más aburridos que los vampiros “normales”.

Y Bella de plano es una adolescente común y corriente, sin ningún motivo para moverle el tapete a un vampiro que no ha podido hallar el amor en casi un siglo. El único motivo explícito que Edward menciona por el cual no puede dejar a Bella, es que “huele rico”. Eso lo explica todo, supongo. En la película también ocurre que no se justifica el susodicho “romance prohibido”, pero la novela debería tener más espacio para hacerlo.

Es una novela pendejísima. Se supone dirigida a “jóvenes adultos”, realmente no puedo creer que alguien mayor de dieciséis años se enamore de la historia. Y por supuesto, en su enorme mayoría sólo chavas. No me quedaron ganas de leer las secuelas; y eso es rarísimo en mí.

Con sorpresa descubrí que la película me gustó mucho más que la novela. Y la película es un pinche churro adolescente; imaginen qué dice eso de la novela.

Dicho todo lo anterior, no está pésimamente escrita, y Bella se saca de vez en cuando un par de chistes divertidos. Pero para escuchar los balbuceos de adolescentes calientes, mejor escucho a mis primas de trece años; que por supuesto están leyendo la novela después de ver la película, y no dudo que les encante. Al menos mis primas son más interesantes.

Lo he dicho ya varias veces, pero lo repito: esta historia es el sueño húmedo de una adolescente caliente. Y medio pendeja; es una fantasía que solamente a una adolescente emocionaría; dice Bella cerca del final del libro:

It wouldn’t matter how long we had to hide. To be trapped in a hotel room with him would be a kind of heaven. So many questions I still had for him. I could talk to him forever, never sleeping, never leaving his side.

No conozco una mujer que se respete que eso le pareciera el paraíso. Chavas sí, por supuesto; pero no mujeres.

Como novela para un público adolescente (y por supuesto, casi exclusivamente femenino), supongo que no está tan mal. Al menos hace que lean un libro. Pero realmente es pendejísima.

A pie

El día que fuimos mis cuates y yo a La Mole, no llevé mi carro. La convención era cerca del metro Juárez, y yo vivo a cinco minutos caminando de una estación del metro; era idiota llevarlo. Después de ir a la convención fuimos caminando a La Pagoda, y luego me regresé a mi casa en metro.

Me gustó. Usar el carro lo mal acostumbra a uno; especialmente porque la Ciudad tiene la increíble ventaja de que el transporte público nos permite ir a casi cualquier lugar por un precio muy bajo, siempre y cuando no sea muy tarde en la noche. Por supuesto es más cómodo el carro, pero sale más caro y (por increíble que parezca) puede ser mucho más lento.

Así que cuando ayer uno de mis vecinos hizo no sé qué que desgració el portón automático del edificio, y hoy no iba a estar listo, decidí salir hoy (técnicamente ayer) a hacer mis cosas a pie. Puse mi música en mi celular, unos PDFs de novelas en mi N800, y me fui al banco a pagar unas cuentas, a comer, y luego al cine a Perisur, para luego regresarme por MetroBús.

Adoro la Ciudad. Y acabé de leer mi novela.

Una de mascotas y otra de familias disfuncionales

Fui a ver dos películas a Cinépolis Perisur. Se aplican las de siempre.

  • Bolt (Bolt: Un perro fuera de serie).
    Bolt

    Bolt

    Desde que vi los cortos de esta película tenía muchas ganas de verla, y no me decepcioné. No sólo es divertida, emocionante y bonita; además comprueba lo que he dicho toda mi vida: que los perros son imposiblemente estúpidos. Tal vez los animales más fieles al ser humano también, pero eso no les quita el ser estúpidos.

    Bolt es un perro estrella de un programa de televisión, donde interpreta a un súper perro con súper poderes. Estúpido como todos los perros, de hecho cree que es verdad que los tiene. El director del programa, amenazado por la cadena, decide oscurecer la trama de un episodio haciendo que Penny (la actriz principal del programa y dueña en la vida real de Bolt) sea secuestrada, y dejando todo en un “continuará…”

    El estúpido perro cree que de verdad la raptaron, y escapa para rescatarla, para acabar de forma imposible perdido en Nueva York, donde “recluta” a una pobre gata callejera porque cree que es secuaz del villano del programa de televisión.

    Ante una trama tan estúpida, está una película bien bonita, muy divertida, con más que memorables escenas de acción, y una trama bastante sencilla que habla de la lealtad que le tiene un perro a su amo (o ama, en este caso).

    A mí me encantó la película, porque me estaba meando de la risa en varias escenas, y porque las secuencias de acción están muy chidas. También me conquistó completamente la gata callejera que, como todos los gatos, es infinitamente más lista que el tarado y fiel perro. Y por supuesto, Rhino el hámster, que es todavía más estúpido que Bolt.

    Así que váyanla a ver con niños chiquitos y luego ustedes solos; está súper chida.

  • Four Christmases (Ni en tu casa ni en la mía).
    Four Christmases

    Four Christmases

    Los creadores de esta película es descaradamente obvio que no soportan a sus familias. Probablemente las quieran, pero no deben poder aguantarlas.

    Brad y Kate huyen de sus familias todas las navidades, inventándoles excusas para no ir a verlos y mejor yendo a vacacionar en playas exóticas. Pero este año les cancelan su vuelo y salen en televisión, y sus cuatro padres (divorciados, obviamente) los obligan a ir a verlos. El caos se sigue.

    Esta debe ser la película navideña con menos espíritu navideño que jamás yo haya visto… que por supuesto para mí no es algo necesariamente malo; soy ateo, la navidad me viene valiendo más bien madres la mayor parte del tiempo. Pero además tiene varias de las escenas más incómodas posibles de gente que no aguanta a su familia y sólo la ve cuando los obligan.

    Dicho eso, sí me hizo reír varias veces; y los cuatro padres deben ser de los actores que mejor me caen a mí: el fabuloso Robert Duvall, una todavía guapísima Mary Steenburgen, una etérea Sissy Spacek, y el siempre chido Jon Voight. Además sale Jon Favreau robándose todas las escenas donde aparece.

    Si son de los que se tragan el acondicionamiento comercial del “espírito navideño”, o de los que se creen la cosa esta de la “unidad familiar”, probablemente no les guste la película. A mí se me hizo grotesca, pero divertida, y ciertamente me cayeron bien los personajes. Así que vayan a verla, pero advertidos.

Entre la vida y la muerte

Qué mala traducción del título. Fui a ver Appaloosa, porque presiento que no va a durar en cartelera. De hecho tuve que ir a verla a Cinépolis Ajusco, porque en Perisur duró como dos horas, me parece.

Me llevé una agradable sorpresa con el cine, por cierto; sigue sin llegar a los estándares de Perisur, pero está mucho mejor que Cinépolis Miramontes, por ejemplo.

Se aplican las de siempre.

Appaloosa

Appaloosa

Ed Harris (que a mí me ha caído bien desde siempre) dirige la película e interpreta a Virgil Cole, un pistolero que trabaja del lado de la ley, y Viggo Mortensen a Everett Hitch, su leal compañero de doce años. Los dos llegan a Appaloosa, un pueblo aterrorizado por el ligeramente psicótico ranchero Randall Bragg (Jeremy Irons, que por fin vuelve a salir en una buena película), a poner el orden.

Mientras se da el juego de vencidas entre los pistoleros buenos y los malos, aparece Allison French (Renée Zellweger, intrascendente en general), una viuda que pronto comienza una relación con Virgil.

La película es, y no hay mejor descripción para ella, de vaqueros: hasta indios aparecen. Hay balazos, trenes, cantinas, prostitutas, caballos, golpes, hombres actuando muy hombres y mujeres que básicamente aparecen como accesorios.

A pesar de eso a mí me pareció una muy buena película, en gran medida por las actuaciones de Harris y Mortensen, cuyos personajes tienen una química masculina muy chida entre ellos. Además es muy real, y los personajes muy humanos. Esta película, junto con 3:10 to Yuma y Unforgiven son las únicas películas de vaqueros que realmente me han gustado.

Lamentablemente no creo que dure mucho en cartelera, pero yo sí les recomendaría que la vieran.

Ups

Estaba configurando el kernel de una máquina remota, que inicialmente había dejado con el kernel generado por genkernel (un programita de Gentoo que, contrario a lo que pudiera pensarse, genera kernels).

A mí no me gusta usar genkernel, generalmente; prefiero configurar a pie mi kernel. Pero ése lo había dejado así porque era lo más rápido.

Pero hoy ya lo estaba configurando, y tratando de descubrir qué módulo del kernel correspondía a la tarjeta de red, me puse a quitar los módulos de red que el kernel generado por genkernel inserta al iniciar la máquina. Que son, básicamente, todos; genkernel inserta todos los módulos posibles, esperando que el que de hecho tenga la máquina corresponda a alguno.

Mi idea no es tan idiota como suena; el kernel en general no permite quitar un módulo que esté en uso, y de hecho así pensaba descubrir cuál era el que correspondía: cuando tratara de quitarlo, el kernel se quejaría, y yo sabría que ése era el que buscaba.

Sólo que, por alguna razón, el kernel me permitió quitar el módulo. Y, siendo que la estaba configurando de forma remota, de repente me quedé sin ninguna forma de tener acceso a la máquina.

Ups.

No es la estupidez más grande que he cometido en este tipo de cosas (ni de lejos), pero ciertamente no me vi muy brillante. Ni modo; habrá que ir físicamente a la máquina.

La Mole 2008

Total que aprovechando que Omar está en México fuimos mis cuates y yo a la Mole. En parte era ese el pretexto; pero yo la verdad iba con la idea de fotografiar chavas guapas en minifalda, porque la última vez que fui no llevé mi cámara y me arrepentí mucho. Porque había chavas guapas en minifalda. Mini mini. Micro. Cinturones gruesos.

Total que por andar en la pendeja, me perdí la oportunidad de fotografiar de cerca y fotografiarme yo con varias chavas guapas en minifalda; sólo pude tomarles unas cuantas fotos de lejos, porque les estaban haciendo una entrevista.

Las chicas de la Mole

Las chicas de la Mole

Lo sé, lo sé; la foto es muy mala. No tengo muy buen zoom, y además no jala muy bien mi cámara con luz artificial.

Como sea, nos la pasamos chido; lo que sí es que cada vez veo menos cómics en estas convenciones. Recuerdo que cuando yo empecé a ir a convenciones de cómics se podían encontrar en las mismas un montón de números atrasados. Ahora parecen vender más mercancía relacionada que cómics en sí; películas, CDs, carteles, accesorios, figurillas.

Ah, y vimos dos chavos vestidos de Depredadores con disfraces muy chidos.

Enrique y los Depredadores

Enrique y los Depredadores

El chavo (como pueden ver) estaba chaparrito; pero lo compensaba con creces con la actitud. Muy chido su disfraz.

Depredador

Depredador

Yo me tomé una con la Depredadora.

Yo y la Depredadora

Yo y la Depredadora

Tenía muy bonito cuerpo (la cara no la vi, obviamente); lo que sí es que no sé qué tanto se le podía atribuir al hule-espuma. Como sea, también estaba muy chido el disfraz.

Después de eso nos fuimos a cenar a La Pagoda, donde caí en cuenta no había ido desde hacía más de once años, en 1997. Me la pasé bien; me gustaría haber podido ver más a Omar y Paola, además de ayer y una pequeña reunión que tuvimos en mi depa, pero estaban altamente solicitados porque no habían venido en un montón de tiempo, y además es la primera vez que traían a su hijo.

Y chida la Mole también. Lástima que esté en modo ahorro, porque me voy a Europa en enero; me hubiera gustado comprar algunas cosas.

Elisa Open Media Center

Mi Media Center está casi terminado. Del hardware no voy a hablar mucho hasta que de hecho termine de armarlo; le falta el gabinete, pero gracias a Enrique creo que pronto podré completar eso, aunque me parece que tendré que esperar a regresar de Europa. Necesito hacerle modificaciones a un gabinete que me pasó, y necesito a alguien que sepa trabajar con metal para eso. Ciertamente yo no podría hacerlo.

Hoy voy a hablar del software, porque básicamente he terminado enamorándome de él; hablo por supuesto del Elisa Open Media Center.

Menú principal de Elisa

Menú principal de Elisa

(Aguas con las ligas; son PNGs con una resolución de 1920×1080… FullHD, por supuesto).

Los screenshots no le hacen justicia a ciertos aspectos del programa; particularmente las animaciones, que están bastante simpáticas (el menú principal gira, por ejemplo).

Todo el programa está escrito en Python, aunque por supuesto las bibliotecas chonchas están escritas en C o C++, y Elisa utiliza los bindings en Python. En particular las más importantes serían GStreamer, que se encarga de todo lo relacionado con multimedia; y Pigment, que es la base sobre la que armaron toda la interfaz gráfica. Esas dos bibliotecas están en C y C++, pero Elisa utiliza los bindings en Python, que al parecer están muy bien hechos.

De Pigment no puedo hablar mucho, porque es un proyecto que existe únicamente (hasta el momento) para Elisa y yo nunca lo he usado; pero con GStreamer sí tengo algo de experiencia. GNOME lo utiliza también para todo lo relacionado con multimedia, y aunque a mí al inicio me parecía demasiado complejo, creo que ha terminado siendo un proyecto muy exitoso.

Casi no hay archivos de audio o video que no pueda reproducir con las bibliotecas de GStreamer, y además es altamente modular, lo que ha permitido separar y desarrollar independientemente un montón de codecs y filtros y un montón de cosas más para el proyecto. Utilizando otras bibliotecas open source, en la mayoría de los casos.

Eso es lo que da la base para Elisa; que puede reproducir casi cualquier cosa. Una excepción ahorita son películas Blu Ray (que no es algo exclusivo de Elisa; no hay reproductores para Linux todavía) y, hasta cierto punto, DVDs. De hecho los DVDs pueden verse, sólo fallan algunas cosas (hablaré de eso más adelante).

Como GStreamer es el que se encarga de tomar un archivo de audio y video y de hecho hacer que se vea y/u oiga en la computadora, lo que realmente nos debe interesar de Elisa es cómo presenta dichos archivos al usuario. En otras palabras, la interfaz gráfica.

Elisa está pensado como Media Center; por lo tanto se da por hecho que el periférico con el que el usuario se comunicará será un control remoto. En general Elisa presenta todo utilizando listas, y presentando una miniatura del objeto seleccionado en ese momento; aquí está cómo se ve mi directorio de series de televisión:

Menú de series

Menú de series

En este caso muestro también una modificación que le hice al programa; Elisa en este momento todos los directorios los muestra igual, pero yo le hice una mejora para que muestre una imagen. Hablaré más de las cosas que le he hecho al media center más adelante.

Dentro ya de un directorio específico, el mismo modelo se sigue; una lista con los archivos (de video en este caso) que hay, y una miniatura a la derecha. Para archivos de video, Elisa genera una miniatura automáticamente.

Miniaturas de videos

Miniaturas de videos

El reproductor es sencillo, pero en general funciona. No es tan rápido (pero ni de lejos) como MPlayer, pero sí es más inteligente para mantener la sincronización de archivos estúpidamente grandes (como los avances FullHD de Apple). Casi cualquier video que veo ahora, lo hago usando Elisa.

Reproductor de videos

Reproductor de videos

Para ver música se sigue el mismo modelo de listas; pero se puede cambiar a flujo de miniaturas (parecido al del iPod) o cuadrícula de miniaturas. También se puede hacer el cambio en videos, pero me gusta más en música porque como lo que se ve son las portadas de los CDs, se ve bastante chido:

Vista en Flujo

Vista en Flujo

Vista en Cuadrícula

Vista en Cuadrícula

El reproductor de música no me gusta tanto. Digo; funciona sin ningún problema, pero me gustaría que pudiera verse más que el efecto “gloom” (que además tiene como mil años). Mis MP3s están esquizofrénicamente bien etiquetados con ID3v2.4.0; me gustaría mejor que al reproducir pudiera ver la portada del disco, y toda la información que tiene la canción, no sólo el título, artista y álbum.

Reproductor de música

Reproductor de música

La parte de imágenes no la muestro porque es básicamente igual, y además no he movido mis fotos de F-Spot a Elisa. Y no sé qué tan deseoso esté de hacer eso; F-Spot tiene un montón de cosas que no veo cómo Elisa pudiera emular. Hay forma de hacer que los datos que F-Spot tiene sean leídos por Elisa, pero no me he metido mucho en eso. Y, la verdad, no estoy viendo fotos cada quince minutos.

Además de todo esto Elisa tiene un montón de monerías; la que más me ha gustado hasta el momento es que tiene un plugin de YouTube:

Plugin de YouTube

Plugin de YouTube

Por omisión incluye los videos mejor calificados, los más vistos y los más recientes; pero uno puede hacer búsquedas también, aunque hay que usar un teclado virtual porque hay que recordar que Elisa asume que uno lo controla con un control remoto.

Videos más recientes de YouTube

Videos más recientes de YouTube

También se incluye reproducción de DVD; pero la verdad no he tenido mucha suerte con eso, y mi PS3 es capaz de reproducir DVD además de Blu Ray. Sin embargo funciona hasta cierto punto; sólo los menúes son a veces medio volubles, y entonces no se puede elegir idioma o subtítulos de vez en cuando.

Opción de DVD

Opción de DVD

Reproducir DVD

Reproducir DVD

Menú de reproducción de DVDs

Menú de reproducción de DVDs

DVD reproduciéndose

DVD reproduciéndose

El soporte inicial está ahí; espero que dentro de no mucho tiempo se puedan reproducir DVDs y (esperemos) discos Blu Ray sin muchos problemas.

Pero lo que realmente me gusta de Elisa no es todo esto que he mostrado; es que es Open Source. Y está escrito en Python. Es facilísimo de modificar… después de que uno se rompe la cabeza tratando de entender la filosofía REST (que yo sigo diciendo es una evolución natural de utilizar continuaciones, pero bueno).

Una vez entendido que todo es asíncrono en Elisa y que los threads son escondidos al programador, modificar el programa es sencillo. Además del pequeño cambio que hice para que los directorios tuvieran una miniatura asignada, también modifiqué el programa para que utilizara portadas de CDs locales en lugar de pedirlas a Amazon y guardar un cache con un nombre ilegible, y otras pequeñas cosas. Nada más tenga más tiempo espero poder meterle más mano, porque mi media center como lo he planeado lo va a necesitar.

A pesar de que es relativamente verde el proyecto, yo ya lo uso para ver casi todo tipo de videos y para escuchar música. Con unos cuantos toques más (y que termine de alguna manera de modificar mi gabinete), tendré mi Media Center justo como lo quiero.

ハレ晴レユカイ

ナゾナゾみたいに地球儀を解き明かしたら
みんなでどこまでも行けるね

ワクワクしたいと願いながら過ごしてたよかなえてくれたのは誰なの?

時間の果てまで Boooon!!

ワープでループなこの想いは
何もかもを巻き込んだ想像で遊ぼう

アル晴レタ日ノ事
魔法以上のユカイが
限りなく降りそそぐ 不可能じゃないわ
明日また会うとき 笑いながらハミング
嬉しさを集めよう
カンタンなんだよ こ・ん・な・の
追いかけてね つかまえてみて
おおきな夢&夢 スキでしょう?

イロイロ予想が出来そうで出来ないミライ
それでもひとつだけわかるよ

キラキラ光って 厚い雲の上を飾る
星たちが希望をくれると

時間に乗ろうよ Byuuuuun!!
チープでクールな年頃だもん
さみしがっちゃ恥ずかしいよなんてね 言わせて

手と手をつないだら
向かうトオコ無敵でしょ
輝いた瞳には 不可能がないの
上だけ見ていると 涙もかわいちゃう
「変わりたい!」
ココロから強く思うほど つ・た・わ・る
走り出すよ 後ろの人もおいでよ
ドキドキッ するでしょう?

Boooon!!

ワープでループなこの想いは
何もかもを巻き込んだ想像で遊ぼう

アル晴レタ日ノ事
魔法以上のユカイが
限りなく降りそそぐ 不可能じゃないわ
明日また会うとき 笑いながらハミング
嬉しさを集めよう
カンタンなんだよ こ・ん・な・の
追いかけてね つかまえてみて
おおきな夢&夢 スキでしょう?

Paranoid

Finished with my woman cause she couldn’t help me with my mind
People think I’m insane because I am browning all the time
All day long I think of things but nothing seems to satisfy
Think Ill lose my mind if I don’t find something to pacify

Can you help me thought you were my friend
Whoah yeah

I need someone to show me the things in life that I cant find
I cant see the things that make true happiness, I must be blind

Make a joke and I will sigh and you will laugh and I will cry
Happiness I cannot feel and love to me is so unreal

And so as you hear these words telling you now of my state
I tell you to enjoy life I wish I could but its too late

El Día que la Tierra se Detuvo

Fui con mi hermano a ver The Day the Earth Stood Still. Se aplican las de siempre.

The Day the Earth Stood Still

The Day the Earth Stood Still

Una nueva versión de la película de 1951 (“Klaatu barada nikto”), la historia es acerca de un alien que viene a la Tierra a decirnos que hay que dejar de estarla apestando con contaminantes y calentamiento global, pero que mejor decide exterminarnos a todos los humanos junto con nuestra tecnología cuando lo reciben los gringos con un pronto disparo al torso, y cuando otro alien que lleva viviendo aquí 70 años le dice que sí, que mejor nos exterminen.

Una hermosísima Jennifer Connelly se hace amiga del alien, y junto con su hijo negro logran convencerlo de que mejor no, que no nos maten, que nos den una segunda oportunidad. Y, básicamente, esa es la trama.

(La película de 1951 era igual de idiota, por cierto).

A mí me gustó la película, porque Keanu Reeves me cae muy bien, porque Jennifer Connelly está muy guapa, y porque tiene efectos chidos. Pero tiene una trama muy idiota, y es bastante más aburrida de lo que esperaba. Ah, pero en su defensa también tiene un robotsote bastante chido.

Creo que pudo haber sido más entretenida y con más acción; pero no es un completo desastre. Y el mensaje, por cursi y paternalista que sea, está chido. Así que yo sí la recomiendo.