GNOME Beta

Después de algunas dolorosas interrupciones (por ejemplo, que libgnome no compilara), por fin se terminó de instalar GNOME 2.21.90 en mi máquina de escritorio.

Exceptuando que algunas cosas no funcionan (gnome-settings-daemon dice “Failed to execute program /usr/libexec/gnome-settings-daemon/gnome-settings-daemon: Success”; vayan y descifren eso), en general todo está chido, pero la verdad sí está verde.

En particular el nuevo Nautilus va a ser fabuloso… cuando lo estabilicen, porque ahora se muere a la menor provocación. Que hayan añadido gio y GVFS se nota en todos lados, y creo que el resultado final sí será lo mejor que le ha ocurrido a GNOME desde que se pasaron al modo espacial, pero en estos momentos no le recomendaría a nadie que instalara esta versión; sencillamente está muy inestable. A menos que quieran ayudar con el beta testing, claro.

Una barata, otra sórdida, y otra de miedito

Hoy tocó miércoles 2 × 1, y aunque tuve que hacer algunos malabares para poder ir a ver tres películas, al final todo salió chido.

Se aplican las advertencias de spoilers normales.

  • The Bucket List (Antes de Partir).
    The Bucket List

    The Bucket List

    Qué película tan barata. Me encantó.

    Es la historia de dos viejitos que tienen cáncer terminal, y que deciden emprender un viaje para poder hacer todo lo que apuntan en una lista (la famosa lista de la cubeta, de cosas que uno quiere hacer antes de patearla).

    (Además, para hacer algo así ayuda mucho que uno de ellos sea ridículamente millonario.)

    Ese es el pretexto de la película, porque su objetivo real era que Jack Nicholson y Morgan Freeman se divirtieran como enanos lanzándose por paracaídas y conduciendo y chocando autos de colección, además de visitando los lugares más fabulosos del planeta.

    La trama es cursi, barata y predecible; pero realmente no importa porque es tan descaradamente obvio que los viejitos de verdad se lo están pasando bomba, que contangian a los espectadores con su circo privado.

    Yo soy fan incondicional de Morgan Freeman, así que veo todas sus películas. Esta no es la mejor pero ni de lejos; pero creo que sí puede ser las más divertida. No la más divertida “ja ja”, sino la más divertida en el sentido de que es un placer verlo a él y a Nicholson divirtiéndose como niños chiquitos. Y además sale Sean Hayes en un papel encantador.

    Yo la recomiendo ampliamente; realmente creo que todo mundo se puede divertir horrores viendo a los viejitos dar de brincos.

  • Si J’étais Toi (Nuestro Secreto).
    Si J'étais Toi

    Si J’étais Toi

    Yo fui a ver ésta porque creí que sería sórdida. Resulta que no lo es tanto, pero además no es un dramototota como podría parecer de los avances… al menos no es nada más un dramototota; también es muy divertida.

    Es básicamente Freaky Friday, nada más un poquito menos pendeja y con ciertos tonos sexuales (la parte “sórdida”).

    Es la historia de una familia que consiste en el papá, la mamá y la hija, y que en un accidente de tránsito en el que viajaban la hija y la madre tiene a bien morirse la primera. La madre en su desesperación para que eso no ocurra, de alguna manera termina “transfiriendo” su mente, o alma, o como quieran llamarle al cuerpo de su hija, matando su propio cuerpo en el proceso.

    Lo que sigue es básicamente un drama de cómo la madre termina entendiendo a su hija (tenían, como buenas madre e hija, una relación de los mil demonios), con bastantes cosas muy cagadas, como que descubre que su hija tiene tatuado en una nalga (en ese momento su nalga) el nombre de un galán.

    La película está bonita, si bien nada espectacular, y David Duchovny y Lili Taylor interpretan a los papás con unas actuaciones pasables pero que serán prontamente olvidadas por la historia. La que es impresionante es Olivia Thirlby; además de que es bellísima, la niña actúa muy bien, haciendo creíbles sus papeles de adolescente confundida y mujer-de-36-años-atrapada-en-el-sexy- cuerpo-de-su-hija.

    Otra cosa interesante; aunque los actores son gringos y la película ocurre en gringolandia, es de hecho una película francesa.

    El churrito está bien, pero la verdad es perfecta para rentarla un día y verla en la comodidad del sillón. Realmente no hay motivo de peso para verla en el cine.

    Excepto tal vez por Olivia Thirlby; de verdad está muy chula la cabrona.

  • El Orfanato
    El Orfanato

    El Orfanato

    El Orfanato es, pero sin lugar a dudas, la mejor película de horror que he visto desde que salió The Ring hace seis años.

    No sólo tiene hartos momentos de “uy, qué meyo”; además es la primera película de horror que veo en años con una historia que tenga sentido.

    Sin duda alguna lo mejor de esta película es la historia tan bien contada y armada. Además de que Belén Rueda está muy guapota.

    Pero no; el énfasis debe estar en la historia. De verdad es refrescante ver una película de horror donde los escritores le echaron materia gris a tratar de formar un marco que tuviera sentido. Altamente recomendable.

Me llevé mi cámara, y pude tomar esta foto de Periférico que me gustó mucho:

Periférico

Periférico

Rito de pasaje

Ahora por fin puedo decir que soy un hombre de verdad: me rasuré utilizando mi navaja de barbero. Aunque en algún momento había pensado en dejarme la barba hasta mi titulación, recordé que los requisitos para la foto del título son implacables en la UNAM, y eso significaba rasurarme antes de la titulación. Lo que había causado que no lo hiciera antes de hoy fue la enorme hueva que me daba rasurarme: tenía la barba bastante larga.

Yo barbón

Yo barbón

Pero ayer el hartazgo de traer la barba larga le ganó a la hueva, así que tomé mi navaja de barbero y mi tira de cuero, y me apresté a mi rito de pasaje a la verdadera hombría.

Cuero y navaja

Cuero y navaja

¿Es más difícil rasurarse con navaja de barbero que con rastrillo? Sí. No sólo es más difícil; es órdenes de magnitud más difícil. Hasta ayer aprecié al cabrón que se le ocurrió inventar los rastrillos; el tipo es un genio, habría que hacerle una estatua.

El rastrillo es una herramienta para idiotas; cualquier pendejo puede usarlo. Un mono bien entrenado podría usarlo. Creo que uno mal entrenado también. El mango del rastrillo permite saber todo el tiempo en qué dirección van las hojas (porque hace ángulo de 90 grados), y la cabeza permite que las hojas corten en el ángulo correcto, o de plano no corten.

En cambio la navaja de barbero es un instrumento artesanal. Se necesita práctica (y yo y mi cara tememos que mucha) para poder dominarla.

No me corté en ningún momento, porque tuve cuidado; pero sí me irrité la cara. Mucho. No es lo más que me he irritado; pero sí es más de lo que me irrito con el rastrillo normalmente. Creo que no fue tan grave porque al fin y al cabo llevo rasurándome 18 años de mi vida; mi piel se ha curtido en ese tiempo. Si mi primera rasurada hubiera sido con navaja de barbero, yo creo que sí me degüello yo solito.

Además, inicialmente mi idea era rasurarme usando sólo la navaja; ja. Buen chiste. Tuve que recortar la barba con tijera; estaba demasiado larga. Y para quitarme los últimos piquitos sí utilicé un rastrillo; nada mas no le atinaba al flujo del pelo con la navaja.

Creo que me irrité tanto porque fue una locura que en mi primera rasurada con navaja de barbero quisiera quitarme una barba de casi cinco meses. Tendré que probar rasurarme con una barba menos salvaje. Les diré en cuanto termine de cicatrizar mi cara.

Pero bueno, al final de todo, por fin quedé así:

Yo sin barba

Yo sin barba

Y nada más para motivos de comparación, el “antes y después”.

Antes y después

Antes y después

GNOME 2.22 beta

En general nunca trato de usar versiones inestables de GNOME, pero la siguiente versión va a incorporar gio y GVFS, que terminarán reemplazando GnomeVFS (que ya era hora, por cierto).

Por eso en este momento estoy compilando el overlay de GNOME de Gentoo (disponible aquí, por si a alguien le interesa), con las versiones inestables de GNOME. Está actualizando bastantes cosas, HAL entre ellas, así que no creo hacer el mismo experimento en mi laptop, porque la mitad de cosas medianamente interesantes que hace mi laptop involucran HAL (como suspender e hibernar).

Ya les diré que tan inestable es GNOME inestable.

Andy Tanenbaum

Yo quiero ser como Andy Tanenbaum cuando sea grande.

Andy Tanenbaum es un académico gringo que vive en Holanda dando clases, haciendo investigación y asesorando estudiantes de doctorado. En otras palabras, básicamente cumple al pie de la letra la definición de “académico”; pero quise poner exactamente qué significa ser académico porque mucha gente realmente no lo sabe.

También es autor de Minix, un “unixcito” que escribió para que sus estudiantes pudieran ver cómo implementar ciertos aspectos de un sistema operativo, y ha escrito de varios libros, principalmente de Sistemas Operativos y Redes, que se han convertido en libros de texto por omisión en casi todos los programas de Ciencias de la Computación en el mundo. Yo llevé dos de sus libros como libros de texto en clases de la Facultad (aunque lamentablemente los cursos no estuvieran a la altura de los libros).

Linus Torvalds ha dicho que uno de los libros de Tanenbaum, Operating Systems: Design and Implementation, fue el que lo inspiró a escribir el kernel de Linux. Entonces ha de haber sido algo medio feo que en enero de 1992, Tanenbaum haya enviado un mensaje al grupo de noticias comp.os.minix (en donde Linus había anunciado Linux unos meses antes), diciendo que Linux “era obsoleto”.

No lo decía en el cuerpo del mensaje, por cierto; lo decía en el título: “Linux is obsolete”.

El punto de Tanenbaum era que Linux utilizaba técnicas de sistemas operativos que venían de los setentas (y de los sesentas en algunos casos), y que por lo tanto estaba condenado al fracaso porque los sistemas operativos “modernos” iban a utilizar técnicas novedosas que harían que nadie quisiera usar Linux. En particular, Tanenbaum se quejó amargamente de que Linux fuera un kernel de diseño monolítico, cuando “todo mundo” sabía que los microkernels eran el camino que había que seguir.

Un kernel monolítico compila todo dentro de sí, y un microkernel (como su nombre lo indica) es un kernel chiquitito que se limita a lo más básico que tenga que ver con el hardware, dejando casi todo lo demás en programas en el espacio de usuario (que suelen llamarse “servidores”). Incluyendo cosas como el manejo de memoria, el manejo de procesos y los sistemas de archivos. La idea es que de esta forma se protege el sistema operativo: si un sistema de archivos falla, el sistema puede seguir corriendo e incluso “reiniciar” el servidor del sistema de archivos. En 1992 el comentario de Andy era verdad: todo mundo creía que los kernels del futuro serían microkernels.

Linus, siendo como es, le respondió a Andy diciéndole que en primer lugar se había puesto a escribir Linux como hobby; que en segundo lugar, Minix era de chocolate (que lo era; Andy mismo siempre lo dijo); y que en tercer lugar podría utilizar técnicas obsoletas, pero al menos funcionaba (refiriéndose a que GNU/Hurd y BSD para motivos prácticos no existían en ese momento).

La cosa rápidamente degeneró en el famoso debate Tanenbaum-Torlvads, una de las flame wars más famosas que han existido, porque aunque indudablemente una flame war, el nivel de discusión se mantuvo bastante elevado la mayor parte del tiempo.

En algún punto del debate, Tanenbaum le dijo a Linus:

“I still maintain the point that designing a monolithic kernel in 1991 is a fundamental error. Be thankful you are not my student. You would not get a high grade for such a design :-)”

Para lo que importe, Andy no le dijo a Linus que lo reprobaría; sólo le dijo que no obtendría una calificación alta.

Por supuesto, todos sabemos qué ocurrió después: Linux terminó convirtiéndose en uno de los sistemas operativos más exitosos de la historia. Pero además varias cosas que dijo Andy (como que en 1997 todos estaríamos corriendo GNU/Hurd en estaciones de trabajo Sparc, o que la arquitectura x86 desaparecería) sencillamente resultaron ser completamente erróneas.

No es que Tanenbaum fuera un idiota, claro; sencillamente en 1992 esas afirmaciones parecían estar justificadas. Y además yo creo que Andy no tomó en cuenta que Linux eventualmente sería escrito por miles de programadores, lo que le permitiría evolucionar mucho más de lo que a Linus jamás se lo podría haber ocurrido.

Dieciséis años después, además, varios aspectos del diseño de Linus que Andy criticó terminaron modificándose hasta acercarse mucho a lo que a él le hubiera gustado; el kernel Linux soporta módulos, que no es algo contemplado en un kernel monolítico “tradicional”. Más aún, cuando yo monto una partición NTFS de Windows en Linux, el código que hace eso corre en el espacio de usuario usando el módulo FUSE.

Aunque durante los años que siguieron al debate mucha gente se quedó con la impresión de que Andy y Linus estaban “peleados”, ambos siempre dijeron que eso no era cierto. En 2004 un instituto de derecha financiado por Microsoft trató de escribir un libro donde planteaban que Linux había robado código de (entre otras fuentes) Minix, que la GPL era “mala” (poco faltó para que la acusaran de comunista), y algunas otras linduras de ese estilo. Al final de cuentas el libro nunca se publicó porque fue hecho pedazos por todo mundo incluso antes de que saliera a la luz pública, pero Tanenbaum salió de inmediato en defensa de Linus diciendo que por supuesto ningún pedazo de Minix había sido “robado” para Linux.

Tanenbaum también dijo lo siguiente:

“I would like to close by clearing up a few misconceptions and also correcting a couple of errors. First, I REALLY am not angry with Linus. HONEST. He’s not angry with me either. I am not some kind of «sore loser» who feels he has been eclipsed by Linus. MINIX was only a kind of fun hobby for me. I am a professor. I teach and do research and write books and go to conferences and do things professors do. I like my job and my students and my university. [...] I wrote MINIX because I wanted my students to have hands-on experience playing with an operating system. After AT&T forbade teaching from John Lions’ book, I decided to write a UNIX-like system for my students to play with. [...] I was not trying to replace GNU/HURD or Berkeley UNIX. Heaven knows, I have said this enough times. I just wanted to show my students and other students how you could write a UNIX-like system using modern technology. A lot of other people wanted a free production UNIX with lots of bells and whistles and wanted to convert MINIX into that. I was dragged along in the maelstrom for a while, but when Linux came along, I was actually relieved that I could go back to professoring. [...] Linus seems to be doing excellent work and I wish him much success in the future.”

“While writing MINIX was fun, I don’t really regard it as the most important thing I have ever done. It was more of a distraction than anything else. The most important thing I have done is produce a number of incredibly good students, especially Ph.D. students. See my home page for the list. They have done great things. I am as proud as a mother hen. To the extent that Linus can be counted as my student, I’m proud of him, too. Professors like it when their students go on to greater glory.”

Tal vez pase desapercibido por muchos, pero que un profesor llame “mi estudiante” a alguien a quien nunca le ha dado clases directamente, y que además diga que está orgulloso de él, es tal vez el elogio más grande que pueda dar. Más aún viniendo de alguien como Andy Tanenbaum.

Andy Tanenbaum también es el “Votemaster” de Electoral Vote, un sitio que hace análisis de encuentas para tratar de determinar quien ganará las elecciones gringas; lo viene haciendo desde 2004. Además de sólo analizar los datos, el sitio es básicamente un blog político, donde Andy comenta las campañas y el espectro político estadounidense de forma muy inteligente, y desde un punto de vista de “izquierda” (entre comillas, porque la izquierda gringa es como que el centro del resto del mundo). Si les interesa aunque sea un poco la política gringa, es un blog que no pueden perderse.

Yo en general no tengo “ídolos” o “héroes”. Me educaron de forma demasiado irreverente como para que se me de eso. Pero Andy Tanenbaum es sin duda alguna alguien que merece todo mi respeto, y que sigue un estilo de vida que yo bien podría tomar como modelo. El tipo me cae muy bien, y sí me gustaría ser un poco como él cuando fuera grande.

¡Trolls!

Nokia acaba de anunciar que planea comprar Trolltech. Para los que no lo sepan, Trolltech es la compañía detrás del desarrollo de Qt. Para los que no lo sepan tampoco, Qt es la biblioteca gráfica sobre la cual se basa KDE. Para los que no lo sepan una vez más, KDE es el otro principal escritorio para Linux, junto con GNOME. Para los que no sepan qué es GNOME, ¿por qué leen mi blog?

Nokia ha invertido mucha lana en GNOME/Gtk+; de hecho tiene varios desarrolladores de dichos proyectos contratados de tiempo completo. Maemo (la plataforma que corre en los Nokia N770, N800 y N810) es un proyecto exitoso y con una comunidad bastante animada. ¿Es de preocupar que hayan comprado Qt? Digo Qt, porque es básicamente lo que están haciendo al comprar Trolltech; es lo más (por no decir único) interesante que tiene que ofrecer la compañía.

Yo no creo; sencillamente creo que están cubriendo todas sus bases. Maemo es una maravilla, y con cada generación de hardware el consenso es que mejora muchísimo mas. Sin embargo, un tablet es muy distinto a un teléfono celular, y al fin y al cabo el principal negocio de Nokia son los celulares.

Aunque no dudo que Gtk+/GNOME/Maemo pudieran integrarse a un teléfono celular, lo cierto es que Qtopia ya existe, y parece funcionar (dentro de lo razonable). Así que yo esperaría que Nokia siguiera impulsando el desarrollo de Maemo para tablets y otros sistemas que se acercan mucho a una “computadorcita”, y Qtopia para teléfonos celulares y otros dispositivos menos poderosos.

Yo digo que está chido; me estaba esperando a que el iPhone llegara a México: pero si resulta que puedo tener Linux en mi celular, eso sería muchísimo mejor.

Tirando pasajeros del avión

El otro día, xochitl (la máquina que alberga mi blog) entró en un semi coma. Eso quiere decir que no estaba muerta, pero no respondía o tardaba mucho en hacerlo. Del orden de minutos.

Teniendo mucha paciencia pude entrar por SSH, hacerme root y reiniciar la máquina, y un análisis de los logs mostró que fue un problema de MySQL que dejó de responder consultas, lo que causó que las páginas de mi blog se tardaran porque estaban esperando dichas consultas, lo que causó que apache tuviera que crear más procesos para poder servir otras peticiones de páginas porque había varios procesos atorados sirviendo las que esperaban a MySQL, lo que causó que se acabara la memoria (física y virtual).

Ya he pasado por eso antes.

¿Cómo rastrea uno un problema así? Es bastante sencillo; uno va a los logs y busca por “oom-killer” en ellos. El kernel de Linux tiene un mecanismo que le permite matar procesos cuando la memoria no alcanza; cuando el sistema tiene memoria libre negativa (ahorita explico eso), recorre la lista de procesos y busca matar alguno, esperando que eso libere memoria. Es una heurística relativamente compleja; no crean que agarra y mata el proceso que más memoria ocupe (al inicio hacía eso, y resultaba entonces que siempre mataba X… lo cual causaba que murieran un montón de aplicaciones, tal vez causándole pérdida de información al usuario). Este mecanismo es conocido como el “Out of Memory killer”, y generalmente referido como “oom-killer”.

¿Pero cómo carajo puede llegar a tener el sistema memoria negativa? Eso es bien fácil de responder: porque Linux miente cuando ciertas llamadas del sistema solicitan memoria.

El ejemplo más sencillo es fork: cuando uno hace fork, el proceso padre se copia completamente y se le transmite al proceso hijo. El problema es que el 90% de las veces, cuando uno hace fork, en el proceso hijo se ejecuta un comando completamente independiente de la copia del proceso padre, y esa copia es descartada de forma inmediata. Si uno tuviera muy poca memoria libre (menos que la que ocupa el proceso padre, pero más de la que ocupa el comando ejecutado por el proceso hijo), entonces es posible ejecutar de forma exitosa el fork. Linux entonces miente al decirle al fork que sí se puede ejecutar, esperando que todo salga bien.

Cuando todo no sale bien, se manda llamar al “oom-killer”.

Hace años había broncas con el OOM killer, y a veces se mataban procesos aunque hubiera memoria suficiente. Un desarrollador de Linux hizo una analogía muy interesante de eso y del OOM killer en general:

“An aircraft company discovered that it was cheaper to fly its planes with less fuel on board. The planes would be lighter and use less fuel and money was saved. On rare occasions however the amount of fuel was insufficient, and the plane would crash. This problem was solved by the engineers of the company by the development of a special OOF (out-of-fuel) mechanism. In emergency cases a passenger was selected and thrown out of the plane. (When necessary, the procedure was repeated.) A large body of theory was developed and many publications were devoted to the problem of properly selecting the victim to be ejected. Should the victim be chosen at random? Or should one choose the heaviest person? Or the oldest? Should passengers pay in order not to be ejected, so that the victim would be the poorest on board? And if for example the heaviest person was chosen, should there be a special exception in case that was the pilot? Should first class passengers be exempted? Now that the OOF mechanism existed, it would be activated every now and then, and eject passengers even when there was no fuel shortage. The engineers are still studying precisely how this malfunction is caused.”

El OOM killer sigue en el kernel, y en el caso de lo que ocurrió con xochitl por poco tumba a la máquina porque la heurísitica trata de matar el mínimo número de procesos corriendo. Esto quiere decir que mata un montón de procesos de apache, pero no a todos, y en particular nunca al proceso principal de apache (porque eso mataría muchos procesos). Esto permite que apache siga sirviendo páginas, que se siguen quedando atoradas por MySQL, lo que hace que se tengan que crear más procesos, etc.

(MySQL se queda atorado, pero no consume mucha memoria, entonces no es asesinado aunque realmente sea el culpable.)

Por suerte ahora el OOM killer es configurable, y uno puede marcar ciertos procesos como más “asesinables” (o usando la analogía, podemos seleccionar qué pasajeros queremos que mueran primero). Con ello lo que me pasó a mí es fácil evitar que se repita.

Pero realmente (como la analogía lo muestra), es idiota; no habría porqué estar matando procesos, no importa qué tan “inteligente” sea la heurística. El OOM killer sigue en el kernel porque en general la memoria se ha hecho estúpidamente barata, y los desarrolladores han tomado la postura de que es más inteligente dar más memoria o más disco duro al swap que estarse preocupando de los casos marginales (como el mío) donde de repente se acaba toda. Y para los casos marginales, siempre se puede decidir qué pasajero matar.

Así que con su permiso voy a implementar la política en mi aerolínea de que los pasajeros cuyos nombres terminen con “SQL” y comiencen con “My” sean aventados fuera del avión a la primera señal de que el combustible está bajo.

Eso, y un cron para revivir MySQL cada que sea asesinado. Digo, hay que ser justos.

“…refusing to acknowledge that they exist…”

Un lector dejó un comentario en mi ridículamente larga página de Harry Potter y las 4,100 páginas de magia, diciendo que no es cierto que en Hogwarts la educación sea laica porque tienen vacaciones en navidad, y tienen cena de navidad y ponen arbolitos.

Lo cual, por supuesto, es confundir la gimnasia con la magnesia; laico no quiere decir negar herencias culturales (que es de las cosas que los tarugos que promueven lo “políticamente correcto” no entienden). Hogwarts es laico porque no hay educación religiosa y no se obliga a nadie a cumplir con ritos de alguna religión (en particular, nadie está obligado a ir a la cena de navidad).

En mi casa somos ateos y siempre hemos puesto arbolito de navidad, y cenado el 24 de diciembre.

Arbolito de navidad

Arbolito de navidad

Yo digo que sencillamente es algo cultural, y nada para darle mayor importancia; pero me acordé de esta caricatura de Penny Arcade:

Have a Holly, Jolly Xmas

Have a Holly, Jolly Xmas

Para los que les de mucha hueva leer la tira, el siguiente diálogo se da entre Tycho y Gabe mientras tiran el arbolito de navidad del primero:

Gabe: Do you ever feel guilty? Celebrating Christmas?
Tycho: No. Why?
Gabe: You know. Because you’re a heathen. It’s like going to somebody’s birthday party, when you don’t even know them.
Tycho: It’s more like going to the party, refusin to acknowledge that they exist, and then robbing their house.

Para los curiosos, , los “Reyes Magos” nos llevaban juguetes el seis de enero a mí y a mi hermano cuando éramos niños. Así que yo también me robaba los regalos del festejado, y además me negaba a reconocer que existiera.

Cool. Me voy a regalar cosas el día de navidad de ahora en adelante para poder seguir haciéndolo.

Y: The Last Man

DC comics tiene una serie de títulos orientados a “lectores maduros” que se llama Vertigo.

Desde mediados de los ochentas con Watchment y The Dark Knight Returns DC comenzó a publicar comics que definitivamente no estaban pensados para niños, y para 1992 decidieron sacar un sello editorial exclusivo para ellos. Así fue como nació Vertigo.

Aunque es innegable que muchas veces Marvel vende muchos más comics que DC, lo cierto es que las series más aclamadas por la crítica de los últimos quince años han venido de Vertigo.

Tres series de Vertigo que en este momento son universalmente alabadas por la crítica son 100 Bullets, Fables y Y: The Last Man. De la primera he leído un número, pero quiero leer toda la serie porque no he oído decir a nadie que no le guste. La segunda es fabulosa, y tiene todo lo que a mí me gusta en un comic: acción, drama, sentido del humor, política, sexo, romance, y una boda a donde acuden todos los personajes principales.

La tercera es de la que hablaré en esta entrada.

Y: The Last Man ocurre en tiempo real, lo cual es rarísimo en el medio de los comics. Con “tiempo real” quiero decir que el comic sigue el calendario del mundo real; si un número salió en mayo del 2005, la historia dentro del comic ocurre más o menos alrededor de esa fecha. En parte el calendario real es posible porque la serie terminará la próxima semana, cuando salga el número 60.

La historia trata de que el día 17 de julio de 2002 (más o menos cuando salió el primer número), de forma casi simultánea en todo el mundo, mueren los hombres.

Es un poco más grave de lo que podría sonar: de hecho mueren todos los mamíferos en el planeta que tengan el cromosoma Y, incluyendo embriones dentro de mujeres y hembras embarazadas. Todos menos Yorick Brown y su mono capuchino Ampersand.

Porqué Yorick y Ampersand sobreviven el holocausto masculino es parte de la trama de todo el comic. Otra parte es su viaje alrededor del mundo para buscar a su novia que estaba en Australia al momento del holocausto. Y otra más es cómo una humanidad consistente exclusivamente de mujeres trata por todos los medios posibles de no caer en una anarquía absoluta.

Y: The Last Man es de los comics más divertidos e inteligentes que he leído en mucho tiempo. Plantea situaciones muy cagadas; como que el congreso y senado gringos se convierten de forma semi automática en una mayorita absoluta demócrata, porque son relativamente pocas las congresistas y senadoras del Partido Republicano. Casi todos son hombres en el Partido Republicano.

Hasta ahora han salido nueve TPBs de Y: The Last Man, y con la salida del último número la semana que viene el décimo TPB no debe de tardar. Yo recomiendo ampliamente esta serie, porque de verdad me parece de las historias más inteligentes que he leído en mucho tiempo, además de que tiene los personajes tal vez más reales (y por tanto entrañables) que yo haya visto.

Si están buscando una serie limitada que valga la pena leer, dirigida a un público adulto, no lo duden y consigan ésta. Dudo mucho que pudieran encontrar una mejor.

Tres años

Hoy cumplo tres años con el blog: la primera entrada que escribí fue el 26 de enero de 2005.

Las estadísticas este año no son muy sorprendentes:

  • 835 entradas; menos de doscientas más que el año pasado, en gran medida porque para motivos prácticos no escribí en el blog durante la mitad del año.
  • 7,024 comentarios, cerca de 2,000 más que el año pasado. De nuevo, supongo que el número de comentarios es mucho menor al del año pasado (menos de la mitad) porque casi no actualicé el blog mientras escribía la tesis.
  • De los 7,024 comentarios, 2,711 están en la entrada de Harry Potter and the Seventh Horcrux. Esa entrada ya no acepta comentarios, y dado que terminó la serie yo esperaría que de todas formas ya no hubiera tanto que discutir acerca de Harry Potter. De cualquier forma me gustaría que me dejaran más comentarios en mi entrada Harry Potter y las 4,100 páginas de magia, pero entiendo que esté demasiado grande como para que mucha gente la lea completa.

Me pasé la tercera parte del año pasado escribiendo la tesis; y desde abril (cuando me fui a California) de por sí comencé a actualizar el blog cada vez menos frecuentemente. Espero que este año no sea así.

De nuevo agradezco a todos los lectores que me siguen regularmente, semi regularmente o de vez en cuando, y particularmente a los que se toman la molestia de dejarme algún comentario. Este año de verdad me propongo escribir al menos una vez al día; en lo que va del año lo he cumplido, y dado que no planeo empezar otra tesis en el fututro cercano, yo esperaría poder seguir cumpliéndolo.

“…hace semanas.”

Con Omar en el messenger hace un rato:

Omar: ¿Tú sabes algo reciente de cómo está?
Yo: Omar…
Yo: Ramiro murió hace semanas.

No escribí de la muerte de Ramiro porque, me queda muy claro, yo no era cercano a él. Lo conocí igual que a la mayor parte de los amigos que más quiero en el mundo, al inicio de la carrera en la Facultad de Ciencias, y varios de esos amigos eran a su vez amigos muy cercanos de él. Pero dudo haberlo visto más de un puñado de veces fuera de los pasillos de Ciencias, y nuestra relación se limitó siempre a saludarnos cuando nos encontrábamos.

La otra razón por la que no escribí al respecto fue porque no estaba escribiendo de nada en el blog cuando ocurrió; estaba enclaustrado con la tesis. E incluso así, terminé enterándome. Supongo que el hecho de que Omar esté en Canadá haciendo el doctorado causó que el resto de nuestros cuates olvidaran que habría sido bueno que alguien le avisara.

Lo cual es otro de los casos donde se muestra que no importa qué tan inteligentes puedan ser ciertas personas, siempre hay la posibilidad de que comentan soberanas pendejadas.

En general atribuiría este desliz a descuido o torpeza, porque si algo nos caracteriza a mis cuates y a mí es que tenemos una capacidad enorme de ser descuidados y torpes. Pero hay ciertos tipos de errores que no, lo siento, sólo pueden calificarse como pendejadas. Yo no debí ser quien le diera la noticia a Omar; yo no era tan allegado a Ramiro, no sé exactamente qué día murió, y no fui al sepelio.

Y además, por estúpido que suene, estaba haciendo mi tesis.

Por eso he decidido que, de ahora en adelante, no importa el grado de enclaustramiento en que pudiera estar, escribiré en el blog este tipo de noticias. Si no por otra razón, al menos para evitarme momentos como el de hoy. Y evitárselos al interlocutor también, por supuesto.

De Ramiro, por todo lo anterior, debe quedar claro que no soy yo el más apropiado para decir algo. Así que me limitaré a decir esto: a Ramiro lo querían profundamente varios amigos míos que, a pesar de que en ocasiones son descuidados, torpes, o decididamente pendejos, son de las personas más maravillosas que yo he tenido la suerte de conocer. Así que a pesar de no haber conocido realmente a Ramiro, ver cómo lo querían estos cuates míos y cómo los afectó su muerte me deja bien claro que la humanidad perdió en noviembre a otro joven universitario sin el cual el mundo se ha convertido en un lugar un poco más triste.

El impacto que Ramiro tuvo en la vida de nuestros cuates comunes tal vez sea lo que mejor podría hablar de él. Comparado con eso, cualquier otra cosa que yo pudiera decir es completamente irrelevante.

Liferea

Todavía hace como año y medio mencionaba en una entrada que yo no usaba lectores de feeds. No recuerdo exactamente cuándo ocurrió, pero en algún momento comencé a utilizar Liferea, un lector de feeds para GNOME.

En algún momento intenté usar Blam!, pero el desarrollo sencillamente pareció detenerse, y luego llegó a un estado donde en Gentoo lo enmascararon, así que dejé de usarlo. Parece que ya lo están manteniendo de nuevo, pero la verdad es que Liferea cumple con mis necesidades.

Que digo, tampoco es ciencia de cohetes; uno mete un feed, Liferea lo actualiza de vez en cuando, uno lee las entradas. Se pueden marcar artículos que uno quiera leer después, se indexa todo bien bonito con Beagle, y utiliza el motor de dibujo de HTML de Firefox, así que en general todo está chido.

Hasta hace unos días, que comenzó a dibujar las fuentes así:

Liferea con fuentes horribles

Liferea con fuentes horribles

No sé a ustedes, pero para mí eso resulta casi ilegible. Y yo no hice nada; sólo de repente comenzó a verse así. Estuve meneándole a un montón de cosas en la configuración a Liferea, pero nada hacía que volviera a usar fuentes sans serif. Así que actualicé a la versión enmascarada, pero fue inútil; seguía mostrando esas horribles fuentes.

Total que se resolvió copiando mi archivo prefs.js de Firefox al directorio donde Liferea guarda las configuraciones de Mozilla (les digo que utiliza el motor de dibujo HTML de Firefox), y por fin recuperé mis fuentes bonitas:

Liferea con fuentes bonitas

Liferea con fuentes bonitas

Pero seguí usando la nueva versión de Liferea (la 1.4); total, parece estar jalando bien y no ve por qué no actualizar, dado que ya la compilé.

Y no fue sino hasta hace un rato que descubrí que tiene algo nuevo esta versión; baja los comentarios de cada entrada:

Liferea mostrando comentarios

Liferea mostrando comentarios

Lo cual está über cool.

MySpace

Y es por esto que yo administro mi blog y mi galería en línea. Además de que nunca sería tan imbécil como para subir una foto privada a ningún lugar en la red; ni siquiera uno que yo administre, mucho menos uno que esté a cargo de alguien más.

Ya hay un torrent de 17 Gb con 560,000 fotos privadas. Probablemente muchas sean de gatos; pero dada la naturaleza de la mayor parte de los usuarios de MySpace, no me extrañaría en lo más mínimo que haya bastantes fotos de chavitos y chavitas desnudos y/o cogiendo. Que por supuesto no duden que varios sean menores de edad, y eso técnicamente es pornografía infantil.

Esto puede terminar siendo una lata de gusanos para MySpace.

Astonishing X-Men

Un buen comic se sustenta en dos pilares súper obvios: un buen escritor, y un buen dibujante (que en algunos casos son la misma persona).

Hay más, claro; un buen editor que se fije en detalles, un buen entintador (los comics se dibujan a lápiz por el dibujante, y el entintador pone tinta sobre esos dibujos; la mayor parte de las veces el entintador agrega algo de su cosecha, con la esperanza de mejorar el arte), un estudio para colorear (antes eran coloreados a mano; ahora casi todo mundo usa computadoras y en general el consenso es que es mejor, más rápido y con efectos más chidos), un letrista (que por cierto, vayan y lean el blog de Todd Klein: es un leterista old school que es un placer leerlo por su profundo conocimiento del mundo de los comics y su abrumador profesionalismo con todo lo que tenga que ver con su muy particular campo de especialidad), etc., etc.

Pero lo fundamental es (y será, yo me imaginaría) el equipo que hacen el escritor y el dibujante. Ha habido grandes equipos de escritores y dibujantes; probablemente los más famosos serían Jerry Siegel y Joe Shuster, creadores de Superman, y el que consistía de Stan Lee y Jack Kirby, que entre los dos básicamente inventaron todo el Universo Marvel. Cagadamente, el superhéroe estandarte de Marvel, Spider-Man, no fue creado por ellos; fue creado por Stan Lee y Steve Ditko.

En los webcomics la cosa es más alivianada, y suele ser común que un único artista escriba y dibuje. Sin embargo, el tal vez más popular webcomic que existe, Penny Arcade, también consiste de un escritor excelente (Jerry Holkins, a.k.a. “Tycho”) y un dibujante fabuloso (Mike Krahulik, a.k.a. “Gabe”). Y aunque me parece mucho más mediocre y pretencioso, Ryan Sohmer también tiene cierto éxito escribiendo Least I Could Do, usando a Lar Desouza como dibujante.

A John Cassaday lo conocí como dibujante leyendo Planetary. El tipo es fabuloso, y tiene la virtud de dibujar personajes que parecen reales. Él no cae en el juego de dibujar hombres y mujeres ridículamente perfectos; al contrario, sus dibujos muestran personas con cuerpos y facciones que uno incluso esperaría poder ver en la calle. Y sin embargo (o tal vez por eso mismo), es capaz de dibujar mujeres de tal belleza que quitan el aliento.

A Joss Whedon lo conocí como escritor viendo Firefly; yo realmente nunca vi Buffy la Cazavampiros. Creo que todo mundo podría estar de acuerdo que lo mejor de Firefly era sin duda alguna sus diálogos. Whedon es fabuloso escribiendo diálogos inteligentes para personajes cínicos con sentido del humor macabro.

Así que cuando descubrí Astonishing X-Men, tuve que conseguirlo, porque está escrito por Joss Whedon y dibujado por John Cassaday. Además como pilón tiene que a Whedon le vienen valiendo madres muchos de los “eventos” que están pasando en Marvel; en los más de tres años que lleva el comic, no hay nada de la Guerra Civil, o de World War Hulk, o nada de esas cosas. Es un comic que alguien que (como yo) no esté al tanto de los tejemejes del Universo Marvel puede disfrutar sin muchas complicaciones.

Whedon es un genio escribiendo líneas para personajes como Wolverine, y se me hace muy apropiado que a él le haya tocado el honor de escribir la escena donde por fin, después de decadas de tormentoso romance, Kitty Pryde y Piotr Rasputin, mejor conocidos como Shadowcat y Colossus, tienen a bien coger. Además de que dibuja muy bonita a Kitty; joven, sin duda alguna, pero ya no la adolescente que en general mostraban los dibujantes de los X-Men.

Al siguiente día, Kitty y Piotr entran a la cocina donde Logan está desayunando. Logan ve a Kitty, después a Piotr, y por supuesto se da cuenta de que por fin cogieron. ¿Su reacción?

"'bout time"

“'bout time”

Astonishing X-Men es un gran comic; altamente recomendable porque tiene sus dos obvios pilares más que firmes: un buen escritor, y un buen dibujante. Está a apunto de terminar el periodo donde Whedon y Cassaday se encargan del comic; lo que quiere decir que el TPB no deberá tardar mucho en salir. Y es uno que vale la pena por mucho conseguir.

Por petición popular…

…¡vuelven los miércoles 2 × indio!

(De hecho nadie me pidió en ningún momento que volvieran, pero a mí se me pegó la gana ir al cine a ver tres películas hoy.)

Se aplican las advertencias de spoilers de siempre.

  • I Am Legend (Soy Leyenda).
    I Am Legend

    I Am Legend

    No tenía mis expectativas muy altas al entrar a ver esta película; la verdad es que la novela no es tan buena, y el Filthy Critic la hizo pedazos (aunque es muy común que no esté de acuerdo con él).

    La película me gustó mucho; Will Smith creo que es la mejor actuación que le he visto (aunque siendo justos el papel es lucidorcísimo), y está muy bien contada la historia y muy bien ambientada en una ciudad de Nueva York completamente desierta. Los mostros es obvio que están hechos por CGI; pero la verdad a mí me parecieron muy chidos.

    Tiene muy buen suspenso y muy buenas escenas de acción; además de que está chido que le pusieran un final distinto al de la novela, porque era medio deprimente. Está padre; y ciertamente es de esas películas que valen la pena verse en el cine. Altamente recomendable.

  • Aliens vs. Predator: Requiem (Aliens vs. Depredador 2).
    Aliens vs. Predator: Requiem

    Aliens vs. Predator: Requiem

    Admito que tenía opciones mucho mejores que AvP:R, pero la verdad quería ver un churro dominguero.

    En ese sentido esta película no está mal como churro dominguero; pero realmente no tiene mucho más que ofrecer. Además, termina siendo una película de mostros; el hecho de que sean los aliens o los depredadores realmente es medio irrelevante a la historia. Nada más le ahorran tiempo a los expectadores al no tener que explicar cómo se comportan y qué habilidades tienen.

    Me gustó además que la muerte y destrucción son muy democráticas; generalmente se evita el mostrar a niños o mujeres embarazadas siendo destripados, y en esta película es repulsivamente explícito. También me gustaron (aunque me queda clarísimo que es gratuito e innecesario) todos los homenajes a las viejas películas de aliens y del depredador.

    Pero no lo duden ni un segundo; es un churro, y malo. Divertido para algunos gustos, pero no creo que para muchos.

  • Love in the Time of Cholera (El amor en los tiempos del cólera).
    Love in the Time of Cholera

    Love in the Time of Cholera

    Yo tenía que ver esta película. He de haber leído la novela unas siete veces, y aunque no es mi favorita de García Márquez, ciertamente sí me gusta mucho. Pero antes de hablar de la película, debo dejar algo claro: hay que leer el libro. La película la pueden ver o no; realmente no importa. Pero el libro sí hay que leerlo.

    Yo iba con las expectativas bajísimas porque, bueno, es una novela de Gabo hecha por Hollywood. Tal vez por eso la película terminó pareciéndome pasable; incluso tal vez “bien”. Definitivamente no excelente, ni siquera buena. Pero sí “bien”.

    Y de hecho pudo haber sido incluso buena, pero es que es un pinche insulto que esté en inglés. Me cae que es una falta de respeto estar escuchando la hermosa prosa de García Márquez en un inglés que además es una traducción literal. Además de que un montón de los actores (que todos son latinos) no hablan inglés muy bien que digamos.

    Si hacemos (literalmente) oídos sordos al hecho de que la película esté en inglés, es una adaptación decente de la novela. La historia tiene sus elementos más importantes bien reflejados, tiene buen ritmo, y está actuada razonablemente bien. Javier Bardem como Florentino Ariza es fabuloso, porque es justo como yo me lo imaginaba; pero el que realmente me sorprendió fue Benjamin Bratt como Juvenal Urbino, el tipo hace muy bien su papel.

    La falla más grande de la película, me parece, es que sencillamente pierde toda la magia. La historia está ahí, y se conservan algunas cosas del sentido del humor o de las emociones de los personajes (gracias a las buenas actuaciones); pero la magia se pierde completamente. La magia que hace creíble la historia de un güey esperando más de cincuenta años el amor de una mujer.

    Y como esa es básicamente la premisa de la historia, se vuelve increíble, irreal. Y resulta muy triste, porque Gabo es famoso por escribir realismo mágico, y su primera novela adaptada por Hollywood termina no siendo ni real, ni mágica.

    De cualquier forma creo que fue un intento sincero del director Mike Newell. Creo que leyó la novela (lamentablemente estoy seguro de que la leyó en inglés) y se enamoró de ella, e hizo su mejor intento de llevarla a la pantalla grande.

    Lamentablemente, falló. No miserablemente, pero creo que sí falló. Y entonces la vida de Florentino Ariza, que era feo y triste pero puro amor, pasará sin pena ni gloria por el séptimo arte; porque la película no es pésima o mala, pero sí suficientemente mediocre como para sencillamente ser olvidada dentro de no mucho.

    Además de que es verdaderamente insultante que esté hablada en inglés.

    Pero creo que sin duda lo que tienen que hacer es leer la novela; tambien pueden ir y ver la película, pero vayan o no realmente es intrascendente. Lo maravilloso es el libro.

Dándome mis vueltas por el cine, además descubrí que se estrenará este año la versión cinematográfica de Arráncame la vida:

Arráncame la vida

Arráncame la vida

(Perdón por la mala calidad de la imagen; sólo llevaba mi N800).

Esta será una película mexicana, basada en una novela mexicana (que he leído como cinco veces), y actuada por actores mexicanos. En español. Así que esperaría que saliera decente; Arráncame la vida debería ser (desde mi perspectiva) fácilmente llevada a la pantalla grande. Ana Claudia Talancón se me hace perfecta para el papel de Caty… al menos en sus primeros años de vida; no sé qué tan bien le salga cuando se hace más vieja y más cabrona. Daniel Giménez Cacho como Andrés también me parece perfecto. Y al güey que la va a hacer de Carlos (José María de Tavira) no tengo idea de quién sea, así que le daré el beneficio de la duda; además de que se ve guapo y sí tiene cara de director de orquesta.

El Santo, el Cavernario, Blue Demon el Bull Dog…

Con Carlos mientras lo ayudaba con unas madres de Essex, donde sacó su doctorado:

Carlos: …ajá, ahora métete a essex punto ca punto uk.
Yo: … ¿y ahora?
Carlos: Pícale A to Z, y vete a C de Calendar.
Yo:…listo. ¿Qué más?
Carlos: Pícale en University Calendar.
Yo: OK… un momento, ahí dice Arena México.
Carlos: Ah sí, es cuando hicimos lo de los luchadores.
Yo:

No es chiste.