La caída de la Serpiente Negra

No había podido escribir porque había estado particularmente ocupado estos días, reescribiendo en C un programa que Bernardo y Silvia habían hecho en Mathematica, así que no conté del suceso que terminamos llamando La caída de la Serpiente Negra.

El martes en la mañana, antes de las nueve, salimos en las bicicletas rumbo a la universidad. La ida a la universidad puede ser muy rápida, porque es de bajada aunque de pendiente poco pronunciada. Íbamos bastante rápido, y a lo puro güey porque de hecho íbamos con tiempo de sobra.

Un carro unos cincuenta metros adelante de nosotros salió de uno de los múltiples estacionamientos de la universidad, y se quedó ocupando como el 80% de la banqueta. Armando iba adelante, y como no dio muestras de querer detenerse yo me seguí tras de él.

La cosa estuvo así: Armando se bajó un poco de la banqueta por la pendiente de la salida de carros, y cuando trató de subir de nuevo la llanta delantera se le enrrieló con el pequeño desnivel que hay entre la pendiente de la salida y la calle. Entonces se cayó.

Yo iba a unos tres metros detrás de él, con frenos básicamente inservibles, y me vi de repente volando en el aire, cuando mi bici utilizó la llanta trasera de la suya como rampa. Dudo mucho que hubiera alguien con una cámara listo para inmortalizar nuestra pendejada, pero hice un escueto diagrama de cómo estuvo la situación:

La caída de la Serpiente Negra

La caída de la Serpiente Negra

Realmente no me separé de la bici hasta tocar el suelo, pero creo que es válido tomarse ciertas licencias dramáticas. Como sea; en algún momento algo golpeó mi pantorrilla derecha (estoy casi seguro que el pedal), otra cosa golpeó mi muslo izquierdo (el manubrio, creo), mi hombro se raspó cuando lo metí para rodar tratando de protejer la laptop (que siempre cargo), y dejé de rodar cuando mi cabeza decidió que quería frenar. Usando el suelo como medio de fricción.

En ese momento pasaron varias cosas. La primera es que me detuve, y tardé medio segundo en recuperarme del golpe en la cabeza (estoy acostumbrado; hubo una época de niño que diaro me golpeaba la cabeza). En ese medio segundo, mis lentes salieron volando con el golpe, y mi mochila que venía detrás de mí en el aire golpeó el suelo. Como fue mi medio segundo de pendejez dada la contusión craneal, no me di cuenta de eso último.

De mis lentes sí me di cuenta, y en cuanto me recuperé (en medio segundo, repito), lo primero que hice fue ver que estuvieran bien. Lo estaban, si bien algo más abiertos que lo normal (son de titanio, pero el cristal es fácilmente rompible). Después dejé mi mochila en la banqueta, y olvidándome de la bicicleta atravesada en el primer carril de la calle, caminé unos pasos evaluando los daños en mí y preguntándole a Armando si estaba bien.

Por supuesto lo estaba; a pesar de que fue él quien se cayó primero, fui yo el que tuvo la caída más aparatosa. Y por cierto, la pinche gringa que sacó el carro agarró y se fue sin ni siquiera preguntarnos si teníamos todas nuestras partes funcionando.

El golpe en la cabeza fue bastante leve (repito; tengo experiencia), el golpe en el muslo no pasaba de molesto, y el raspón del hombro más que nada ardía al frotarse con mi ropa. Pero lo más doloroso fue la pantorrilla; no sé cómo fue el golpe, pero se me hinchó de forma bastante impresionante, y dolía mucho al caminar. Mas nunca se hizo ningún moretón, y era obvio que no tenía fractura de ningún tipo (el dolor era muscular), así que lo dejé ser y hoy ya casi no duele.

Lo más doloroso no tuvo que ver con mi cuerpo sin embargo; al sacar mi laptop de la muchila, reparé en el golpe que inicialmente ignoré porque fue concurrente con mi golpe en la cabeza. La laptop golpeó en la esquina de atrás a la izquierda, por debajo, protegida en gran medida por la mochila, pero sí se rompió un poco la cubierta de plástico. Pero lo feo fue que se rompieron los ganchillos de plástico que hacen que la laptop permanezca cerrada; se los pegué con kola loka (que contrario a lo que pudiera pensarse, aquí se llama krazy glue), pero quedó medio descuadrada y no es tan fácil cerrarla ahora como antes, pero sí se puede.

Fuera de eso, la maldita máquina está perfecta; tenía la laptop suspendida y supongo que el golpe desconectó un segundo la batería, porque tuve que prenderla: pero todo funciona como debe ser, DVD incluido. Realmente me impresioné; dada la fractura en la cubierta de plástico se ve que el golpe estuvo cabrón, pero la laptop básicamente está intacta. Siempre había tenido la impresión de que las VAIO eran medio frágiles; cambié totalmente de opinión.

Es el único accidente digno de mención que hemos tenido con las bicicletas, y más que nada nos hemos estado riendo al recordarlo (aunque sí estuve preocupado unas horas por mi laptop). Sólo espero que sea el único.

Compartiendo música

Armando y yo tenemos una considerable colección de música en nuestras respectivas laptops (yo en particular, una hora antes de salir de mi casa al aeropuerto, copié casi toda mi colección a mi disco duro móvil de 40 gigas, que después moví a la laptop). Generalmente nos vamos alternando para ver quién pone la música; aunque hay una intersección importante, la gran mayoría de las rolas están en su máquina o en la mía.

Hoy en la universidad, Armando me dijo que no podía cerrar su iTunes (él usa Mac OS X en una iBook G4), porque alguien estaba usando su música. Entonces recordé pláticas en Planet GNOME, donde decían que querían agregarle soporte para DAAP a Rhythmbox, y rápidamente recompilé Rhythmbox con la bandera apropiada (daap, por cierto, contrario a lo que pudiera pensarse).

Por supuesto, no funcionó. Armando podía ver mi colección de música, pero él no podía ver la mía: resulta que la versión de iTunes que Armando tenía (la 4.5), no funcionaba. Pero además, en todos lados decía que no instalaran la versión 7, porque esa de plano es imposible hacerle jalar el compartir música con otros clientes distintos al mismo iTunes. Por suerte encontramos el iTunes 6, y después de instalarlo, pudimos cada quien reproducir las canciones del otro.

Pero lo chido es que de repente aparecen otros clientes en la red, y como iTunes es el de facto estándar para tocar MP3 aquí en gringolandia en Mac y Windows (por la tienda virtual de música), su música es automágicamente compartida. Ahorita estoy escuchando la música de una chava (supongo que es chava).

Música compartida

Música compartida

Está bastante chido. Se puede escuchar nueva música nada más teniendo la computadora prendida.

Sucesiones Circulares

De las cosas que estoy estudiando ahorita con Bernardo y Silvia, son sucesiones circulares. Qué son, para qué sirven, y cómo se generan geométrica y combinacionalmente es un desmadre del cual no voy a hablar ahorita.

De lo que voy a hablar, es que resulta que para hacer diagramas bonitos de sucesiones circulares, mi programa Geom es perfecto, y hoy lo estuve usando para dibujar algunos. Modifiqué el script en Python que convierte a PStricks, y le estuve haciendo unas pequeñas modificaciones al programa (que al final ni siquiera utilicé); pero lo importante es que está siendo realmente útil, y entonces me da el pretexto necesario para seguir trabajando en él.

Sucesiones Circulares

Sucesiones Circulares

El screenshot es de Evince; el script de Python para convertir a PStricks quedó mucho mejor, creo. No sé qué tanto le mofique a Geom (tampoco puedo perder mucho tiempo con él), pero espero poder al menos sacar una versión nueva mientras estoy aquí, con las nuevas cosas que voy a necesitar que haga.

(Si pudiera hacer los bindings de Python para el sistema de plugins que me interesa, sería fabuloso; ¿sabe alguien de un buen lugar para buscar información acerca de hacer bindings de GObject con Python? Estaba estudiando el sistema de plugins de Rhythmbox antes de salir de México, pero creo que ahí es mucho más complejo de lo que yo necesito.)

Llenando de SPAM el planeta

Literalmente. No sé porqué de repente mi blog comenzó a llenar de SPAM al Planeta GNOME Hispano. Hace unas semanas mis entradas habían dejado de aparecer en el planeta, y creí que los administradores me habían hecho caso y estaban restringiendo a mis entradas de la categoría GNOME lo que aparece en el planeta. Cuando tampoco apareció mi última entrada de GNOME, pensé que había un problema (porque mi nombre sigue apareciendo en la lista de usuarios), o que me habían corrido por haber dejado de publicar avances de Geom (je).

Pero para mi sorpresa hoy de repente aparecieron como diez entradas de mi blog en el planeta. Perdón por el SPAM.

A los administradores del Planeta GNOME Hispano les repito que tal vez consideren apropiado restringir mis entradas que aparecen publicadas ahí a las que están en la categoría de GNOME.

El inicio

Hoy comencé a escribir mi tesis.

La entrada no es porque haya tenido un avance particularmente impresionante (a menos que tres párrafos los impresionen a ustedes), sino porque quiero tener bien definido el día que empecé a escribirla. Y ver cuánto me tardé cuando acabe.

Perdí un par de horas jugando con \LaTeX{} y un Makefile, y acostumbrándome a {\mathrm{B{\scriptstyle{IB}} \! T\!_{\displaystyle E} \! X}} y definiendo la estructura que tendrá el proyecto. Y después tuve que ponerme a escribir esos tres primeros párrafos; que me costó bastante el comenzar a sacarlos, por cierto.

No me preocupa mucho; sé (o al menos esa es mi experiencia) que lo más difícil es comenzar a escribir, y después saber cuándo pararle.

Como estoy trabajando en problemas nuevos con Bernardo y Silvia, comenzaré la tesis con uno de los problemas de Guanajuato, y cuando estén los nuevos resultados que saque con ellos (porque vamos a tener nuevos resultados… espero), ya veremos cómo los integramos. Jorge revisará mis avances conforme vayan apareciendo, y si todo sale bien, espero regresar a México con la tesis terminada o al menos con un enorme progreso.

Y más me vale; resulta que el promedio de tiempo para titularse una vez terminada la tesis es de cerca de cuatro meses, así que si quiero titularme en diciembre (que es mi fecha límite “oficial” impuesta por Conacyt), debo ir entregando la tesis por agosto. Yo sé que hay formas de acelerar las cosas; pero espero no tener que recurrir a ellas. Y también habría forma de extender esa fecha límite; pero esa opción no quiero ni siquiera tomarla en cuenta.

De las universidades en Canadá no sé nada. Bien puede ser que estén analizando todavía si aceptarme o no, o que ni siquiera se hayan tomado la molestia de decirme que me rechazaban.

(O que mi carta de aceptación esté perdida en la incríble ineficiencia del sistema de correos en México).

De cualquier forma, no es posible que me titule para agosto (o es extremadamente difícil), pero tal vez sería posible entrar en las universidades que tienen inicio de programa en enero, como Waterloo.

Como sea, no es algo en lo que deba de preocuparme ahorita: ahorita tengo que escribir todo de lo que ya tenga resultados (incluyendo antecedentes, aplicaciones, bibliografía extendida… o sea, meterle paja, que es lo que convierte un artículo en una tesis), y sacar nuevos resultados.

Pero fue divertido hacer make, y obtener un archivo tesis.pdf que es el esqueleto de lo me permitirá titularme antes de fin de año (espero). Tiene únicamente tres párrafos de texto, si quitamos el índice y los títulos de los capítulos y cosas del estilo.

Pero es el inicio.

Spider-Man 3

Spider-Man 3

Spider-Man 3

Fui a ver Spider-Man 3. Se aplican las advertencias de spoilers normales, pero antes quiero hablar de ir al cine en gringolandia.

Fuimos a la hora de la comida a comprar los boletos para una función en la noche. Compramos para las 7:00, pero luego me enteré que había también funciones a las 7:25. Y a las 8:25. ¿Dónde estaban anunciadas dichas funciones? No tengo idea; sólo sé que en la taquilla la única función en la noche era a las 7:00.

Cuando compramos los boletos, estaba virtualmente vacío el cine. En la noche, las colas casi daban vuelta a la manzana; en gran medida porque toda la cola estaba fuera del cine. Y era una noche particularmente fresca.

El cine es ligeramente peor que en México. Como los Cinépolis de Miramontes hace unos años, antes de que los renovaran y los dejaran como los de Perisur. La pantalla no es enana; pero no es particularmente grande. El sonido es bastante más chafa en comparación con los de salas normales en México, y no hay aire acondicionado (o yo no lo sentí), y se sentía bastante calientito el ambiente.

Además, me tocó (por las colas nos tocaron lugares muy en frente, pero a mí nunca me ha molestado eso) sentarme al lado de un niño de 3 ó 4 años que se pasó toda la película brincando en su asiento y hablando. En inglés, por supuesto.

Pero siendo justos, eso ocurre en todos lados, y me molesta igual en cualquier cine.

Como sea, me la pasé bastante bien. Además de la película (de la cual hablaré ahorita), vi el trailer de Pirates of the Caribbean: At World’s End, el de Harry Potter and the Order of the Phoenix, y el de The Bourne Ultimatum. Las tres se ven poca madre, y me muero de ganas de verlas.

El público fue participativo, por decir lo menos. La chaviza (eran adolescentes en su gran mayoría) literalmente aplaudían y gritaban en las escenas que (rayos, tengo que admitir) lo merecían. Aquí en México sólo he visto eso en películas muy especiales (Star Wars: Episode I – The Phantom Menace, o Lord of the Rings: The Return of the King… y también los maratones del cineclub de la Facultad de Ciencias, en la función de las tres de la mañana cuando uno se pone a gritar porque si no se duerme), y no creo que Spider-Man 3 calificara, pero no me molestó en lo más mínimo.

La película está muy chida. No es orgásmica (excepto tal vez en un par de escenas), pero está muy, muy bien. Toby Maguire está bien en su papel de Peter Parker, pero siento que ya está algo harto del personaje. Ciertamente le entró cabrón a los tamales; se ve cachetón y con papada, y en las pocas escenas de cuerpo entero con su disfraz, estoy seguro que trae faja. Pero aún así, es bastante divertido ver al “Peter Parker malo”. Kirsten Dunst y James Franco creo que han crecido mucho como actores desde la primer película. Ahí estaban bien en sus papeles, pero apenas para agradecerles de no haberlo hecho peor. Aquí están bastante bien; las escenas de celos de Mary-Jane son fabulosas, y la “doble personalidad” de Harry es también muy buena, y de hecho muy fiel al comic.

Bryce Dallas Howard es bellísima y su papel de Gwen Stacy es bastante simpático, si bien no tiene casi nada que ver con el del comic… lo cual por supuesto tiene todo el sentido del mundo. J.K. Simons es de nuevo fabuloso como J.J. Jameson, y me dio mucho gusto volver a ver a Elizabeth Banks como Betty Brant, y que por fin coqueteara con Peter. Y volvemos a ver a Bruce Campbell, y me atrevo a decir que se roba descaradamente la única escena donde aparece.

Thomas Haden Church está muy bien como Sandman, y es muy fiel (creo) a su contraparte en el comic, si bien ahí nunca tuvo ninguna hija que yo supiera. Pero Sandman siempre fue de los villanos que caminaban en el filo de ser héroes, y (al menos hasta donde yo me quedé), al final era guardaespaldas de Silver Sable, caminando (se puede discutir) del lado de los ángeles. También me impresionó lo mamado que aparece, especialmente de recordarlo todo flaco en Ned & Stacy y Wings.

Thoper Grace me decepcionó un poco. No sé si soy yo, o como actúa, pero siempre me parece estar viendo a Eric Forman. Y Venom está bien, pero es decididamente caricaturesco, y creo que al final Sam Raimi lo incluyó sólo como fan service; si bien su origen es muy fiel a la versión del comic.

Las escenas de acción son fabulosas, todas y cada una de ellas, y hay muchas viñetas que sacaron tal cual de los comics. Además (y sé que esto causará controversia entre algunos fans), el cabrón de Sam Raimi se las ingenió para hacer un poquito un musical de esta película. A muchos no les gustará (y lo entiendo); pero a mí me encantó.

Pero entonces, ¿por qué no se me hizo fabulosa? Por varias razones: la principal es que el final, aunque decente, es terriblemente anticlimático. Es la última película donde seguro estará el cast original (je, hasta Willem Dafoe, en el cameo más anunciado de la historia), y creo que merecía un final más espectacular. Otra es que es demasiada historia en muy poco tiempo, y tal vez con subtramas innecesarias, que hacen que varios personajes se sientan poco utilizados. Tengo otras más, pero creo que esas serían las mayores.

Pero no me malentiendan; la película me gustó mucho. Y como Sony quiere hacer otras tres más, yo creo que tal vez no estaría mal una renovación del casting. Si lo hacen bien, podrían hacer películas de Spider-Man indefinidamente.

Está padre la película, tiene un montón de escenas de acción fabulosas, y es muy fiel (dentro de lo razonable) a los comics. Creo que me gustó más la anterior, pero no sería por mucho; y de cualquier forma, vale la pena ver esta por sus propios méritos.

A lo mejor me hubiera gustado más si no hubiera costado nueve dólares el boleto.

Treinta

Hoy cumplo treinta años, que no celebraré porque estoy trabajando y porque todos mis amigos y seres queridos están a varios miles de kilómetros de distancia.

Pero al menos en la noche iré a ver Spider-Man 3.

Se acabaron mis veintes, y la verdad estoy bastante contento con cómo fueron. Muchas veces oigo de gente que recuerda con nostalgia las “épocas pasadas”, y se queja de cómo “antes” todo era más simple, y en algunos casos “mejor”.

Yo nunca he sido así. Creo que mi niñez fue bastante buena y divertida, pero no la extraño en lo más mínimo, ni mucho menos mi adolescencia. De hecho, en general cada vez que estoy en un periodo de mi vida, he sentido siempre que es el mejor periodo de mi vida… siendo la más obvia excepción la secundaria. Dios, detesté la secundaria.

Ahora se han acabado mis veintes, puedo decir que siento que los aproveché bastante, y que estoy razonablemente contento con cómo resultaron. Pero no me molesta ni angustia en lo más mínimo que se hayan terminado; porque estoy seguro que esta década será todavía mejor.

Uy, y ni decir de las que le sigan.

0x09F911029D74E35BD84156C5635688C0

La rebeldía se da de muchas formas. Hoy me solidarizo con un montón de gente rebelándose (aunque el asunto en cuestión realmente no me interesa, y creo que ni siquiera entro en la jurisdicción de las autoridades involucradas), y publico este número en mi blog:


0x09F911029D74E35BD84156C5635688C0

(Y si no entienden de qué se trata el asunto, búsquenlo en Google).

Easy Wring Mop

Instrucciones:

  1. Empape la cabeza de la trapeadora en agua.
  2. Tire de la parte posteriora del apretón del escurridor (A) sobre el trinquete.
  3. Tuerza el apretón del escurridor (A) a su izquierda para sacar fuera del agua.
  4. Empuje el apretón del escurridor (A) hacia abajo más allá del trinquete (B) y tuerza a la su derecha.

Por sólo once noventa y nueve.