Mega maratón de 2 × indio

Dado que es posible que durante un tiempo no pueda ir al cine, decidí desquitarme y ver 4 películas 4 en este miércoles × indio. La idea no sonaba terriblemente descabellada; salía de clases a las 10:00, así que tenía todo el día para ver cine (y desquitar una potencial escasez en el futuro). En algún momento antes de la última película sí sentí que había exagerado, pero al final acabé bastante satisfecho. Y sin ganas de ir al cine como en un mes. O dos.

Voy a hablar de las películas que vi, así que se aplican las advertencias de spoilers habituales:

  • The Sentinel.
    The Sentinel

    The Sentinel

    Me metí a ver esta a las 12:30, para que me diera tiempo de desayunar, y porque The Ant Bully sólo estaba en IMAX. Y sí tenía ganas de verla, pero no tantas.

    Está divertida la película. La historia es completamente increíble y tiene los villanos más ridículos de la historia (¿por qué quieren matar al presidente gringo? ¿porque está “ayudando” a las pláticas de paz entre Israel y Palestina? (como si alguna vez los gringos hubieran ayudado en eso) ¿porque quiere firmar el protocolo de Kyoto? ¿porque la historia necesitaba que quisieran matarlo?), pero la película se sostiene con las sólidas actuaciones de Michael Douglas, Kiefer Sutherland, y Kim Bassinger; y los aún más sólidos senos y trasero de Eva Longoria (aunque sólo aparezca como personaje principal en como tres minutos de cuatro escenas, y en las demás le roben la cámara de forma inclemente los actores de verdad). No veo Desperate Housewives, ni planeo verla, ni me interesa; pero la Longoria está Sabrosita Cien Punto Nueve.

    Es sin duda la peor de las cuatro películas que vi, pero no es mala. Sólo tampoco es buena; pero sí me gustó.

  • Lady in the Water.
    Lady in the Water

    Lady in the Water

    Antes de empezar, quiero dejar bien claro que soy fan casi incondicional de M. Night Shyamalan. Dicho eso, me encantó esta película. Es un cuento de hadas con una historia completamente irreal y sin ninguna lógica interna, pero bien bonita.

    Cleveland Heep (un fabuloso Paul Giamatti en su papel; el tipo es extraordinario) es un conserje de un hotel con alberca donde por alguna razón los huéspedes viven ahí permanentemente. Antes era médico, pero mataron a su familia en un robo (o algo así) y desde entonces el tipo huye de la realidad y se oculta en un trabajo que consiste en cambiarle los focos y destaparle los baños a los habitantes del hotel.

    Un día, de la alberca sale la sirena con las piernas más sabrosas de la historia (Bryce Dallas Howard), le dice que se llama Story y el tipo decide ayudarla (¿por qué?, no importa: es una historia bonita). Entre sueños, Story le dice a Heep “Nerf”, y de ahí el tipo comprende que se refiere a ella misma (¿por qué?, tampoco importa), y le pregunta a una china que vive en el hotel, que resulta que la mamá se sabe la historia completa de las Nerfs a todo detalle, pero la mamá china va soltando la historia a pedazos (¿por qué?, importa aún menos).

    Consultando con Nerf y convenciendo a la china de que suelte la sopa, Heep va descubriendo qué tiene que hacer para ayudar a Story, y en el camino termina reclutando a casi todos los habitantes del hotel, y así consigue que la reinita pueda cumplir la misión que consiste en (y neto, no estoy inventándolo) hacer que un tipo la mire, y después regresarla a su casa en un águila gigante.

    De verdad. No podría inventar mierda de este nivel.

    La historia es una mamada de proporciones épicas, pero no bromeo cuando digo que no importa. Shyamalan la cuenta de una forma preciosa, con una música maravillosa, muchos acercamientos a la cara ligeramente perturbadora de Bryce Dallas Howard y otras escenas centradas (¡gracias!) en sus esculturales piernas. Giamatti es increíble en su papel, y todos los demás actores (mención especial para Bob Balaban, porque también es de mis favoritos) dan vida a una variedad de encantadores personajes que complementan el ambiente y tono de la película. Que qué bueno que lo hagan, porque la historia sería intragable de cualquier otra manera.

    No sé cómo le hace Shyamalan, pero a partir de una historia que apenas se sostiene con alfileres consigue transmitir toda una atmósfera bellísima y personajes encantadores. La película me gustó muchísimo, y la recomiendo ampliamente; pero sí debo advertir que la historia es completamente infumable.

  • En el hoyo.
    En el hoyo

    En el hoyo

    Esta película también me gustó mucho; yo ya sabía que los albañiles mexicanos son espectaculares (en Simitel, Vic me contaba de un arquitecto que él conocía que lo mandaban llamar de todas partes del mundo para hacer edificios, y que la única condición que él ponía era que lo dejaran usar sus albañiles de aquí de México), pero esta película los retrata de una forma fabulosa. Estuve pensando todo el tiempo en Don Toño, el albañil que mi mamá tenía cuando vivíamos en la Ramos.

    La película es un poco lenta, y la “historia” (por decirle de algún modo) es bastante errática la mayor parte del tiempo. Pero sin duda es un retrato divertidísimo (y limitado) de los obreros de construcción mexicanos; hay bastantes escenas que son cagadísimas a más no poder. Tal vez mi mayor crítica sea esa; sólo los ponen cagadísimos: termina siendo casi una caricatura. Picardía mexicana llevada a la pantalla grande.

    Sin embargo es muy buena; yo la recomiendo ampliamente.

  • Thank You for Smoking.
    Thank You for Smoking

    Cuando llegué a esta película (que además tuve que esperar casi dos horas, porque ya sólo estaba a las 22:30), pensé que no iba a aguantar. Por suerte es divertidísima, y me dejó bastante satisfecho al final.

    Aaron Eckhart es Nick Naylor, un “cabildeador” para las compañías tabacaleras gringas. El tipo es asqueroso, tergiversando la verdad y utilizando todos los medios a su disposición para defender algo que realmente debería ser indefendible: el hecho de que el cigarro mata un chingo de gente todos los años. Lo que hace entonces el tipo es que evade la discusión: se limita a hacer espectáculo para generar simpatía, sin en ningún momento contribuir al debate en ningún momento. Conozco varios políticos de este país que hacen exactamente lo mismo.

    La película es políticamente incorrecta a más no poder y lo que hace para lidiar con un tema enormemente complejo es sencillamente burlarse de cuanto puede. Para hacer reír a la gente está fabulosa; para tratar de abordar un problema real se queda más bien corta. Pero realmente no creo que quisieran abordar el problema.

    Eckhart es maravilloso en su papel; es básicamente su película. J. K. Simmons repite su papel J.J. Jameson, nada más que calvo y odiando a la “Alianza del Pulmón” en lugar de Spider-Man, y aparecen un montón de actores medianamente famosos en papeles más bien caricaturescos que quedan perfectos para el tono de la película. Mi única queja es que se menciona ampliamente los pechos fabulosos de Katie Holmes, y éstos nunca salen. Exijo los pechos de Katie Holmes.

    La película está muy divertida, y también la recomiendo ampliamente

Y ya. Y ahora me voy a dormir que me estoy desmayando por sobredosis de pantalla grande.

Extraños placeres

Sigo en Perisur después de haber visto tres películas y esperando que empiece la cuarta (la idea en este momento en que me estoy cayendo de sueño ya no parece tan buena como hace casi doce horas).

Fui a comer al Sanborn’s (¡wireless!), y me pasó algo extraño. Algo tan raro en mí que merece que platique de ello en el blog.

Se me antojó una chela.

Para sorpresa de mucha gente que me conoce, el hecho de que se me antoje una chela sí es rarísimo, mas no completamente nuevo. Ya ha habido ocasiones en que se me ha antojado una chela; sobre todo en días de muchísimo sol, y donde veo un cartel o anuncio de una chela que se friísima. Pero en esas ocasiones, era sólo cuestión de elaborar en la idea o (en los raros casos en que de hecho alguien me ponía una chela enfrente) el olerla o darle una simple probada para que esos heréticos pensamientos abandonaran mi cerebro.

Pero hoy no. Así que me vi de hecho pidiendo una michelada.

Lo sorprendente (oh sí, se pone más sorprendente), es que de hecho me gustó. Y todavía más interesante, hubo un momento en que pasé un pedazo de mis enchiladas de mole poblano, y que inmediatamente después le di un trago a mi michelada, y en ese momento me supo particularmente sabrosa.

Tal vez muchos de mis lectores no lo sepan, pero eso es rarísimo en mí. Rarísimo en serio, no “hoy hubo tres manifestaciones y cuatro accidentes y sin embargo el tráfico estaba rapidísimo” rarísimo.

Mis padres eran máquinas de transformar cebada fermentada en libros y artículos. Digo “eran” no porque hayan renunciado a los placeres ethílicos, sólo porque han reducido muchísimo su consumo y siguen produciendo más o menos la misma cantidad de artículos y libros; así que deben haber encontrado algún otro combustible. Pero sí hubo una época en que se echaban dos caguamas cada uno. Diario.

Lo sé bien porque era yo el que iba por ellas. Los de la tienda (los míticos mixes) han de haber creído que yo era un adolescente con graves problemas de alcoholismo.

No sé si eso tenga que ver, pero el punto es que a mí nunca me gustó la cerveza. Y es casi el 100% de las veces que la pruebo y mi conclusión es la misma: sabe a meados de burro. No que yo jamás los haya probado; pero deben de saber similar, porque (para mí) sabe horrible.

Y no hablo sólo de cerveza “común y corriente”; varios cuates en distintos momentos han intentado introducirme al (según ellos) maravilloso mundo de la chabochachevecha y me han dado a probar meados de burro de distintos lugares del mundo. Los resultados de esos experimentos han sido en general siempre los mismos: los burros producen meados muy similares no importa si son ingleses, irlandeses, holandeses o alemanes.

Para mí es muy sencillo: la cerveza sabe mal. La gente la toma no porque cheachabocha: se la toma porque chechubealacabecha. Eso medio puedo entenderlo; el acto de fumar mota no es pero para nada agradable: lo chido son los efectos. Contrario al tabaco, que ese sí creo que es el vicio más imbécil del universo, con fumar puro el rey de la estupidez en vicios: se llenan la boca de humo y después no la avientan a los demás.

Pero bueno. El punto es que no me gusta la cerveza. El 99% del tiempo al menos, porque hoy sí me gustó. Incluso por un ratito me gustó mucho; pero no creo que vuelva a ocurrirme en mucho tiempo. Porque al final de la chela la verdad ya no me estaba gustando. No “esto sabe a meados de burro” no gustarme, pero sí definitivamente dejó de ser placentero.

Necesito un toque.

Prodigy Móvil

No he usado mucho Prodigy Móvil; en general los lugares donde necesito conexión (escuela, casa) ya la tengo. Cuando he llegado a usar Pródigy Móvil es con mi Palm, para aprobar comentarios y revisar mi correo.

Hoy sin embargo decidí echarme un particularmente largo maratón de películas (del cual escribiré después), y decidí traerme mi laptop. Desayuné en el Sanborn’s con la computadora a un lado, leyendo noticias (lo cual es bastante über cool, por cierto), con la única desventaja de que la batería no es terriblemente duradera. Pero saliendo de ver mi primera pelícual, noté que en las columnas debajo de los cines en Perisur tienen conectores eléctricos, y me colgué de aquí para recargarme y seguir navegando.

Pero cuál sería mi sorpresa cuando me di cuenta de que me dieron una IP pública. Hice la prueba, y puedo conectarme por SSH desde otras máquinas a mi laptop, y en este momento estoy bajando un torrent a una velocidad bastante decente. Está súper chido, aunque tengo que admitir que no tengo idea de cómo funcione. No sé porqué me dieron un IP pública, y estoy 95% seguro de que en el Sanborn’s de la mañana me dieron una IP privada (192.etc.etc.etc.)

Pero claro, no me quejo.

Actualización: Y ya vi al menos otro monito con laptop. ¿Me pregunto si él tendrá también IP pública? Es una Mac; igual y nos dan trato preferencial a los linuxeros.

¿No?

Liqueando

Ahora que XGL juega bien y bonito con la hibernación, X ha permanecido prendido mucho tiempo. No sólo en uptime; las horas acumuladas son bastantes, y con ello he llegado a una conclusión no terriblemente agradable.

XGL liquea. Gacho.

Conforme más horas pasa ejecutándose la misma instancia de XGL, el consumo de memoria crece y crece y crece. Es perceptible y bastante desagradable. Además tengo la corazonada de que está liqueando memoria de video también, lo cual es todavía menos bonito.

En las cosas divertidas, como estoy usando CGWD decidí cambiarle la fuente a los títulos de las ventanas. La fuente (Comic Sans) me gustó tanto que la puse en todo mi escritorio. Se ve bastante chido.

Comic Sans

Comic Sans

Mantenimiento en Fedora Core 5

Administro varias máquinas con Linux. Las mías (obviamente), pero también me encargo de un par que están en la Facultad. Una de ellas es abulafia, donde está este blog, que tiene Fedora Core 5.

Todas las máquinas que administro son actualizables remotamente: me niego a nunca jamás tener que reinstalar una máquina de nuevo. Los sistemas operativos son para instalarse una vez y después actualizarse; cualquier otra cosa es degenerada.

En Gentoo, por diseño así funciona la cosa. En Debian/Ubuntu (me platican) ha evolucionado a eso durante años, aunque funciona bastante bien desde hace ya mucho. En Fedora Core, heredera del legado de RedHat, la cosa ha sido más truculenta, pero parece que ya también funciona así.

Yo actualizo todas las máquinas a mi cargo semanalmente; en Gentoo en particular es peligroso el dejar de hacerlo más de un mes: la cantidad de paquetes esperando a actualizarse puede crecer muchísimo en muy poco tiempo. Todas las actualizaciones las hago a pie; excepto en Fedora Core 5.

En Fedora Core 4 era también a pie; pero parece que en Fedora Core 5 ya todo es automático. Un proceso crond se ejecuta regularmente y se encarga de actualizar todo a las últimas versiones sin ni siquiera decir “permisoahívaelgolpe”.

Al principio ni me di cuenta; cada fin de semana trataba de actualizar, y me decía que no había nada por actualizar. Supuse que era porque acababa de salir esa versión (la 5), y que no había aún actualizaciones. Conforme pasaron los meses comencé a darme cuenta de que no, lo que ocurría era que ella solita se actualizaba.

La verdad no me puedo quejar; es bastante cómodo. Me pone un poquito nervioso que ni siquiera me pregunte, pero debo admitir que hasta ahora no ha habido ningún problema.

Custom GNOME Window Decorator

Por fin funciona la última versión de Compiz en mi laptop. Las últimas versiones hacían que el cubo se alentara, no tengo idea de por qué. Pero además han estado limpiando el código (yo uso la versión Quinnstorm, que es más experimental que la vainilla, y además incluye muchos plugins más); ahora está el manejador de ventanas en un paquete y los plugins en otro, lo cual está über cool porque permite modificar únicamente los plugins de forma independiente al manejador de ventanas.

Entre otras cosas, ahora uso CGWD para decorar las ventanas. Está simpático; como Compiz funciona de forma completamente modularizada, el decorador de ventanas es completamente independiente y algunos tienen efectos bastante interesantes. Básicamente la ventaja es que están hechos pensando que correrán en XGL, entonces utilizan transparencias y cosas por el estilo en todos lados.

XGL con CGWD

XGL con CGWD

El screenshot no lo muestra, pero los botones de la ventana se “iluminan” cuando pasa el ratón por ellos. Está simpático; hay un montón de temas (la mayor parte de ellos de dudoso gusto visual), y parece que es relativamente sencillo hacer nuevos.

También puedo utilizar el plugin de put, que me permite mover una ventana a posiciones específicas de la pantalla con un atajo; puedo centrar una ventana, ponerla en una esquina, etc., y la animación para mover la ventana sigue el estilo “elástico” que es común en todo Compiz.

Está un poquito (pero perceptiblemente) más lento que en versiones anteriores, pero puedo vivir con eso. Sólo espero que el desarrollo del módulo i810 para X mejore rápidamente. Lo chido es que es open source (e Intel ayuda), así que eventualemente estará óptimo.

Mary Jane

En 2004, Marvel decidió sacar un comic para lectoras adolescentes.

Lectoras, as in “girlie girls”.

La miniserie original es Mary Jane, que fue seguida por la miniserie Mary Jane: Homecoming, y que es continuada en la serie (regular) Spider-Man Loves Mary Jane.

La idea se me hizo lo suficientemente descabellada como para conseguir la primera miniserie y comenzarla a leer. Para que se den una idea, esta es la portada del segundo número:

Mary Jane

Mary Jane

Si se lo preguntan, , es un corazoncito el escudo que está entre el “Mary” y el “Jane”.

La historia es básicamente una telenovela juvenil, con Spider-Man saliendo en poquísimas escenas y Peter Parker de vez en cuando apareciendo en el fondo, la mayoría de las veces sin hablar. La serie ocurre en un universo distinto al universo “normal” de Marvel, pero no terriblemente distinto: Peter Parker es un geek, Flash Thompson es el jock que lo molesta, y Liz Allen es una chica preparatoriana “popular”. Los cambios incluyen que Harry Osborn y Mary Jane van a la misma prepa (muy parecido a la película de Spider-Man), y que todos son amigos excepto Peter; el grupito está formado por Liz, Flash, Mary Jane y Harry.

No sé qué me desconcierta más: ver personajes que conozco desde hace años en un drama sentimental descaradamente dirigido a pubertas; el estilo ligeramente manga del dibujo; las situaciones y diálogos que bien podrían salir de Video Girl Ai…

…o el hecho de que me encanta.

Estoy prendido. Ahora tengo que ver cómo carajo consigo el resto de esta versión gringa de Lágrimas Y Risas donde de vez en cuando aparece Spider-Man y Mary Jane le pregunta si quiere ir al baile de graduación con ella.

Tropas del Espacio

Mi madre tuvo a bien comprar Starship Troopers, y la volvimos a ver (porque la hemos visto varias veces).

La película dice estar basada en la novela homónima de Robert A. Heinlein de 1959, una novela clásica de ciencia ficción y que muchos consideran la creadora del género de ciencia ficción militar. Cosas como Star Trek, Battlestar Galactica, Robotech (Macross realmente), están fuertemente influenciadas por varios de los estándares que definió Tropas del Espacio. Aliens es básicamente un homenaje a la novela, y muchísimos elementos de la raza Terran de StarCraft son directamente sacados (por no decir robados) de la misma.

Yo leí Tropas del Espacio por primera vez cuando tenía más o menos 10 años; mi papá me regaló esa novela y Marciano, vete a casa de Frederic Brown (en español por supuesto; no sabía inglés entonces). Después la he de haber leído como diez veces, hasta que quedó completamente deshecho el libro. La traducción era decente (por lo que recuerdo); decían “chinches” para “bugs”, y “se lo cargaron” para “he brought it”.

Después Omar me la prestó en inglés, y luego yo la conseguí por mi lado y la he de haber leído otras tres veces. Es de mi novelas de ciencia ficción preferidas.

Cuando salió la película en 1997, yo estaba muy emocionado. La tecnología de efectos especiales había llegado al punto de hacerle justicia a la novela, y fui a verla el día del estreno.

La película me gustó mucho, pero no es exactamente porque le haga justicia a la novela. La novela, desde mi punto de vista, es fascista. Sin duda es anti comunista (de forma casi histérica), pero el hecho de darle la ciudadanía sólo a los que hayan cumplido en el servicio federal la hace a mis ojos fascista. La película diverge muchísimo de la novela en muchas cosas, pero creo que (voluntaria o involuntariamente) le hace una crítica durísima; no sólo a la novela misma, en general a las instituciones militares y a la forma de pensar cuadrada de los soldados en todo el mundo (y a los gringos en particular). Además lo hace de forma muy divertida, con las parodias a los noticieros de propaganda militar que ponían los gringos en sus cines durante la Segunda Guerra Mundial.

Y tiene muchos detalles muy divertidos, de los cuales no me había dado cuenta antes; por ejemplo, en algún momento ponen un diagrama de la galaxia, para mostrar dónde están Klendathu y la Tierra. La Tierra tiene una leyenda que dice “You Are Here”.

La película basa muchas cosas en Starcraft; los soldados bichos son básicamente zerlings, y la idea de que sus “armas” son todas orgánicas sale directamente del juego por computadora. Los efectos especiales son bastante buenos, y casi 10 años después de que salió la película no se ven para nada envejecidos. Y además añade cosas muy interesantes como que básicamente todo es unisex, incluyendo las regaderas de los soldados.

Yo recomiendo mucho la novela; es un clásico, indudablemente bueno por méritos propios. Creo que debe ser leída con un ojo muy crítico, porque Heinlein la utiliza como medio de propaganda, fascista desde mi punto de vista. Pero eso no quita que sea una excelente novela de ciencia ficción.

La película yo también creo que es muy buena, si bien tal vez termine siéndolo de forma involuntaria. Como película de ciencia ficción y acción está bastante bien hecha, y salen nenas bastante sabrosas. No actúan muy bien (ni tampoco sus compañeros actores), pero están bastante sabrosas. Y sí hace una parodia (repito, voluntaria o involuntariamente) a las ideas que Heinlen trata de justificar en la novela, y además lo hace de forma muy divertida. Así que si no la han visto, véanla.

Pero sí lean primero la novela.

Grigory Perelman y la conjetura de Poincaré

Hace unos años, Grigory Perelman publicó en la red lo que hace unos días quedaría formalmente aceptado como la prueba de la conjetura de Poincaré. La conjetura tenía más de cien años de ser formulada, y era uno de los siete problemas del milenio (ahora son sólo seis).

La cosa es interesante no sólo porque se resolvió un problema ya viejo, sino por la circunstancias en las que se resolvió: no se publicó en una revista con arbitraje, no hay consenso acerca de qué tan completa era la prueba (unos dicen que la prueba era completa, otros dicen que le faltaban detalles, y otros más incluso dicen que sólo era una “descripción” de cómo debía ser la demostración, muy alejado de una prueba completa), y además el autor es un tipo interesante, por decir lo menos.

Y acaba de confirmar que no va a aceptar la medalla Fields. La medalla Fields es como los premios Nobel para matemáticas; sólo que se da cada cuatro años.

(No queda claro si va o no a aceptar el millón de dólares de recompensa que ofrece el Instituto Clay de Matemáticas por resolver alguno de los problemas del milenio).

El New Yorker acaba de publicar un artículo muy bonito describiendo la grilla detrás de todo eso, intercalado con una entrevista a Perelman y muchos otros matemáticos; lo recomiendo ampliamente, está bastante entretenido.

“So you have questions about the Superhero Registration Act”

El universo Marvel está atravesando un crossover en todas sus revistas, un “evento” titulado “Civil War”. La idea es que el gobierno gringo (o varios gobiernos en el mundo) quieren implementar una “Superhuman Registration Act”; parecida a la equivalente para mutantes, pero que abarca a toda la comunidad superheróica. Lo de “Guerra Civil” viene del hecho de que la propuesta de ley divide a la comunidad superheróica de Marvel más o menos en dos mitades, una a favor y otra en contra.

No he tenido oportunidad de conseguir casi nada de esta saga; sólo sé que a partir de este “evento” Peter Parker se va a quitar la máscara y revelará al mundo que él es Spider-Man (si no es que ya lo hizo), y que básicamente es lo que me interesaría leer.

Pero Omar me pasó una liga cagadísima, que les comparto: Helpful Questions and Answers about the Superhero Registration Act.

Muy divertido, lo recomiendo ampliamente.

Girlfriend-In-Refrigerator syndrome

Daredevil es de mis héroes favoritos, con la serie Born Again de Frank Miller una de mis preferidas. Lamentablemente, no he podido conseguir nada reciente de él, así que me metí a la Wikipedia a ver qué ha sido del personaje.

Su vida amorosa queda bellamente resumida en el siguiente párrafo:

“Within Marvel Comics, few characters feature a love life as convoluted and tortured as Daredevil’s. His girlfriends fall roughly into two groups: ordinary women who suffer great pain at his side; and superpowered, highly-dangerous love interests. Either way, most end up killed, maimed, or traumatized. Arguably, Daredevil is a character plagued with Girlfriend-In-Refrigerator syndrome.”

Siguiendo la liga de el síndrome de Novia-En-El-Refri, vi (sin mucha sorpresa) que el término viene de los primeros días de Kyle Rayner como Green Lantern, cuando descubre a su entonces novia muerta y embutida en el refri de su casa, gracias a Major Force. Vid publicó esa historia, y por ahí la tengo; es bastante buena, quitando la controversia de querer reemplazar toda la historia de los Linternas Verdes con un nuevo personaje.

Pero siguiendo las ligas aún más, leí qué ha sido de Kyle ahora que Hal Jordan y la Sociedad de los Linternas Verdes ha regresado, y me encontré este párrafo que me tenía muerto de la risa:

“A popular fandom joke is that the touch of Kyle Rayner is death to women. This is based on the terrible luck that seems attend women who have had relationships with Rayner; all three of his former girlfriends plus Dara, an ex-Green Lantern with whom Rayner had a one-night-stand, have all died at some point. Donna Troy later came back from the dead and then died again, leading to the further joke that sleeping with Kyle Rayner has a 125% mortality rate.”

“…Every step that I take is another mistake to you”

I’m tired of being what you want me to be
Feeling so faithless lost under the surface
Don’t know what you’re expecting of me
Put under the pressure of walking in your shoes
(Caught in the undertow just caught in the undertow)
Every step that I take is another mistake to you
(Caught in the undertow just caught in the undertow)
And every second I waste is more than I can take

I’ve become so numb I can’t feel you there
I’ve become so tired so much more aware
I’m becoming this all I want to do
Is be more like me and be less like you

Los resultados de una educación de altura

Desde hace meses me llegan correos apócrifos de Banamex, diciendo que mi cuenta no sé qué y que tengo que entrar para arreglarlo. Por supuesto, la dirección es falsa, redirigida a decenas de servidores (con dominios como “bannamex.com”, o “bancanet-banamex.com”, etc.) que, si fuera lo suficientemente idiota como para entrar, seguro me limpiaría mi cuenta en menos de lo que canta un gallo.

Hoy me llegó uno de Santander Serfín; me extrañó porque de esos no me habían llegado, pero más aún porque no tengo ninguna cuenta en Santander Serfín. Por supuesto también era apócrifo, pero lo divertido fue que la liga que ponían decía:

http://www.santander.com.mx/Personas/login.asp?verificaridentidad=tru
e&controlacceso=true

Pero la liga real era:

http://pi.tol.itesm.mx/www.santander.com.mx/Personas/index.htm

La página está arriba, pero por favor si la visitan no vayan a dar ningún dato; es una página de criminales. Torpes e idiotas, pero criminales.

Por supuesto, pi.tol.itesm.mx (dirección IP 132.254.101.16) es una máquina del Tecnológico de Monterrey:

inetnum:     132.254/16
status:      assigned
owner:       Instituto Tecnologico y de Estudios Superiores de
ownerid:     MX-ITYE3-LACNIC
address:     Av. Eugenio Garza Sada 2501 Sur
address:     Monterrey, NL 64849
country:     MX
owner-c:     NA300-ARIN
inetrev:     132.254/16
nserver:     DNS4.ITESM.MX
nsstat:      20060815 AA
nslastaa:    20060815
nserver:     HPSERV.CEM.ITESM.MX
nsstat:      20060815 AA
nslastaa:    20060815
created:     19890406
changed:     20020110
source:      ARIN-LACNIC-TRANSITION

nic-hdl:     NA300-ARIN
person:      Net Admin
e-mail:      netadmin@RMX.ITESM.MX
address:     Instituto Tecnologico y de Estudios Superiores de Monterrey
address:     Carretera a Lago de Guadalupe Km 4
address:     Atizapan de Zaragoza, Mexico 52926
country:     MX
phone:       +52 55 5864-5981
source:      ARIN-LACNIC-TRANSITION

Es divertido ver los resultados de una educación de altura. Y que los tarados del Tec que hicieron esto ni siquiera se les ocurrió tapar bien sus huellas.

Maratón de cine

Para celebrar que por fin salieron todas mis calificaciones (la última salió hoy en la mañana), y que me fue bien, me fui a un clásico maratón de 2 × indio. Se aplican las advertencias de spoilers normales.

  • Mounster House.
    Monster House

    Monster House

    Qué película tan chingona. Además de que me tuvo meándome de la risa todo el tiempo, está muy bien contada, tiene personajes bastante chidos y bien desarrollados, y escenas de acción y aventura súper emocionantes.

    Ya me la habían recomendado, pero lo que me dijeron se queda corto: tienen que ver esta película. Es una película de horror para niños; eso no quiere decir que la apendejaron: sólo la hicieron para niños. Creo que es la mejor película para niños que he visto este año; estoy pensando seriamente volverla a ver.

    De verdad; no dejen de verla. Está súper chida y súper divertida.

  • My Super Ex-Girlfriend.
    My Super Ex-Girlfriend

    My Super Ex-Girlfriend

    He sido fan de Luke Wilson desde que salió en un episodio de los X Files como vampiro, y creo que esta es (al menos de las que he visto) su mejor película.

    Yo creí que era una comedia romántica, donde para variar habían hecho que la nena fuera una superheroína. Me equivoqué: es una película de superhéroes romántica. Hay una sutil pero importante diferencia.

    Hay rescates, un supervillano, peleas entre seres súper poderosos, y además una historia romántica contada de forma muy cagada. Para los que conocen mis gustos, deben haber adivinado que para mí eso es una especie de nirvana.

    La película me encantó; estaba pateando el suelo de risa, junto con casi todo el resto del público, y además las escenas de superpoderes están (je) súper chidas. Como película de superhéroes no es lo mejor que hay; pero ciertamente está bastante buena. Mucho mejor que Superman Returns; si tienen duda de cual ver, vean la de la supernovia. Al menos no se aburrirán.

    Pero además hay varias escenas donde me pude identificar perfectamente con el personaje de Luke Wilson, módulo los superpoderes. Dosis de ex novias dementes no me faltan.

    Uma Thurman está fabulosa de la superheroína neurótica, si bien la edad le está comenzando a pegar. Luke Wilson está increíble; me tuvo muerto de la risa todo el tiempo, además de que es medio imposible no solidarizarse con el personaje. Digo, ¿quién no se enoja con su ex novia cuando esta le lanza a uno un tiburón vivo para comernos? Detesto cuando eso me pasa a mí.

    Anna Faris está bastante mona y simpática, y Rainn Wilson es cagadísimo; se roba varias escenas con su perturbadoramente encantador personaje.

    En general las comedias románticas pueden verse en DVD sin muchos problemas; pero esta en particular tiene efectos especiales que tal vez justifiquen verla en el cine. Yo la disfruté mucho, y la recomiendo altamente.

  • Miami Vice.
    Miami Vice

    Miami Vice

    Originalmente iba a ver la de The Ant Bully, pero decidí que con una pelícual 100% CGI era suficiente, así que vi Miami Vice.

    Tengo que admitir que yo no soy fan hard-core de la serie; en algún momento de mi vida habré visto algunos episodios, pero no pasé de ahí. Creo que tal vez mucha gente identifique a Miami Vice (la serie) con los años 80s, y esperarían una película que homenajee a esa década. Creo que eso ya lo hizo The Wedding Singer; la serie de Miami Vice no creo realmente que fuera de los 80s. Sólo tuvo la mala suerte de que esa fuera la década que le tocó.

    En mi opinión, no hay nadie mejor que Collin Farrel (i.e., nadie igual de mamón) para interpretar al personaje que originalmente hizo Don Johnson. De Jamie Foxx no estoy tan seguro; pero es que creo que el personaje de Rico en la serie era mucho menor que lo que es en la película. Lo cual está chido, creo.

    Como película de policías y ladrones, está bastante chida, si bien queda un poco colgando al final y se toma demasiado en serio. Que lo último no necesariamente es algo malo; sólo no de mi particular gusto. La historia queda incompleta (¿qué pasa con Arcángel, quién exactamente era el soplón del FBI, porqué se juntaron los colombianos con los supremacistas blancos?), y no sé si sea problema del guión, de la edición final de la película o de que están contando con tener segura una segunda parte.

    Las escenas de acción (i.e., balazos y explosiones) están bastante chidas, y toda la grilla de hacer bisne entre delicuentes creo que está muy bien hecha. El personaje de Arcángel de Jesús Montoya está fabuloso.

    Como película de acción está bien, pero tampoco es espectacular. Pero está bien para divertirse poco mas de dos horas.

Y ya; después de ver las películas me regresé a mi casita. Y me voy a dormir, porque me estoy cayendo.

El segundo semestre del IIMAS

Hoy, sin mucha alharaca y algo (no mucha) de hueva, me inscribí a mi tercer semestre en el IIMAS. Voy a llevar mis últimas dos materias y mi seminario de tesis. Las materias son:

  • Redes de Computadoras, con Jorge Urrutia.
  • Criptografía, con Gerardo Vega.

Y mi seminario de tesis, con Urrutia también.

Si parecen pocas materias es porque lo son: el semestre pasado llevé una materia más de las que “debía”, y ahora sólo me faltan las dos que llevaré. Se ve un semestre mucho más sencillo que los anteriores, módulo la tesis, que planeo darle máxima prioridad: a finales de año mando mis solicitudes para el doctorado en Canadá, o a ver qué otro lado se me ocurre.

Mi segundo semestre en el IIMAS estuvo más cargado de trabajo que el anterior, por la materia extra más que nada, pero fue mucho más sencillo que el primero. Las materias las elegí yo, y en general me gustaron bastante.

Eso se reflejó en mis calificaciones: saqué 10 en todo. Que es la primera vez en mi vida que saco 10 en todo en un ciclo escolar: ni en la Facultad, ni en el CCH, ni (mucho menos) en la secundaria, ni en la primaria había sacado la máxima calificación en todas mis materias. Bueno, en la primaria no hay materias, pero tampoco saqué 10 de cualquier forma. Nunca.

Yo no empecé a ser “buen estudiante” hasta que entré al CCH. En la primaria no me fue mal, pero tampoco terriblemente bien: jamás fui de la escolta, ni del cuadro de honor, ni de nada parecido, y ni de chiste estuve cerca de ello. Bailé disfrazado de pollito, eso sí, pero lo hicimos todos los de mi grupo.

En secundaria menos. No por algo la hice en cuatro años; de hecho en mis “primeros” tres años, siempre terminé en extraordinario en alguna materia. Matemáticas, por cierto, por desconcertante que ahora parezca. E inglés.

Buen Dios, detesté la secundaria. Todo lo relacionado con ella, incluyendo mi primer beso.

Y ya, después me “compuse” y ahora resulta que me va cada vez mejor en cada nivel educativo. Me está yendo mejor en el IIMAS que en la Facultad, me fue mejor en la Facultad que en el CCH, y si sigo así voy a terminar mi doctorado summa cum laude.

Que no creo que sea muy significativo: después de mi traumática experiencia en la secundaria, he llegado a la conclusión de que arriba de seis es presunción.

Como sea, terminó oficialmente la primera mitad de mi maestría. Ahora sólo tengo que hacer mi tesis en un año (o menos) y conseguir que me acepten en un doctorado de mi agrado.

Hibernar y XGL

Últimamente, desde hace unos meses, he usado hibernate para “apagar” mi máquina. Además de permitirme mantener mi uptime (llevo 17 días; über cool), debería también servir para iniciar más rápido mi máquina: debería prenderla y dado que se carga lo que tenía en memoria antes de apagarla, entonces ya están iniciadas todas las aplicaciones que suelo usar; y mejor aún, con los documentos en los que estoy trabajando ya abiertos.

Pero con XGL tenía la mala costumbre de dejar el video en un estado inconsistente: a veces sólo me ponía negra la pantalla, lo que requería que corriera algún programa OpenGL para que jalara. Pero a veces me trababa completamente la laptop; eso era lo grave. Entonces recurrí al no muy eficiente método de terminar X antes de hibernar; perdía realmente todas las ventajas prácticas del hibernate, pero conservaba mi uptime.

Hace unos días vi a mi cuate Juan Pablo, y le presumí mi escritorio XGL. Pero quise preguntarle su opinión acerca de que la hibernación no funcionara, e hiberné la laptop. Para mi sorpresa, al revivir la maquina todo funcionó como debía de ser. Omar, que estaba presente, comentó que era como los niños que cuando los lleva uno al pediatra dejan de toser.

Sin embargo, nada más para comprobar, volví a intentarlo. Y volvió a funcionar. Pruebas subsecuentes han arrojado el mismo resultado: ahora el hibernate parece funcionar perfectamente con XGL.

¿La razón? No tengo ni la más remota idea. No recuerdo haber cambiado nada significativo desde la última vez que probé el hibernar con XGL y que me había fallado.

Pero no me quejo; está mucho más bonito así. Y tiende a portarse realmente bien con la Red Inalámbrica Universitaria; solita agarra la conexión inmediatamente después de que revive la máquina.

“¿Por qué no jala?”

Con Enrique configurando máquinas:

Enrique: Oye, es en /etc/rc.conf donde uno configura que sea GDM el login manager, ¿no?
Yo: Sí.
Enrique: ¿Entonces por qué no jala?
Yo: A ver.
(Enrique me muestra el archivo)
Yo: Mmmh. ¿Sí instalaste GDM? ¿Instalaste GNOME?
Enrique: Sí.
Yo: ¿Seguro?
Enrique: A ver
(Enrique ve si está instalado GDM)
Enrique: ¡Ouch!
Yo: Viejo, tienes que aprender que está cabrón que una cosa funcione si no la instalas antes.

Serpiente Negra

Hace exactamente un año, tuve un día lleno. Me rasuré, vi a Claudia, fui al cine solo y después fui al cine con Omar y Paola.

Y en algún momento entre rasurarme y ver a Claudia, me hice un tatuaje.

Había querido un tatuaje desde hacía mucho tiempo; una vez que fui a Acapulco con Liliana me hice uno de henna, y me gustó cómo se veía. Por distintas razones (una de ellas que a Liliana no le emocionaba mucho la idea) no me lo hice: pero exactamente hace un año me decidí y fui a que me marcaran de por vida.

Qué me iba a tatuar no me costó decidirlo: básicamente me guié por este pequeño pasaje de la leyenda de la princesa Sac-Nicté, mencionada en el Chilam Balam de Chumayel:

“En el Mayab, cuando Chichén-Itzá, Uxmal y Mayapán se encontraban en su plenitud, nacieron en estas ciudades: Sac-Nicté o Blanca Flor, princesa de Mayapán e hija del rey Hunac-Ceel; Ulil, príncipe de Uxmal; y Canek, o Serpiente Negra, príncipe de Chichén-Itzá.”

Mi nombre en maya es Serpiente Negra.

Mis papás no me bautizaron (y yo no tengo la menor intención de hacerlo nunca) y entonces (como no tenían que preocuparse de que el nombre fuera cristiano) eligieron el nombre de Canek. No por el príncipe de Chichén-Itzá, sino por Jacinto Canek, el rebelde maya que peleó contra los españoles para liberar a su pueblo y que fue derrotado y ejecutado. El personaje fue inmortalizado en la novela Canek, de Ermilo Abreu Gómez, y a mis papás le gustó el nombre y me lo pusieron. La alternativa era Espartaco, así que estoy más que contento:

“Ante la insidia de los blancos,
Canek convocó a los indios semaneros.
Sin hablarles, les señaló
una mesa donde había armas y pan.
Unos tomaron un pan.
A éstos les dio un arma
y les dijo que defendieran sus casas.
Otros tomaron un arma.
A éstos les dio un pan y les dijo que defendieran las trincheras.
Otros tomaron un arma y un pan.
A éstos, como los viera con señales de cautela,
les ordenó que fueran capitanes.”

Mi madre acaba de regresar de Europa, donde pasó un tiempo en España entre otros lugares. Me dijo que si quería un llavero que compró con el escudo heráldico de los Peláez. Yo me reí y le dije que se lo diera a mi hermano. A mí no podría importarme menos la parte de mis raíces que tienen que ver con España: a mí las raíces que me importan son las mexicanas, y la de los pueblos indígenas y mestizos que les precedieron.

Cierto, el Virreinato de la Nueva España fue parte del Imperio Español. Pero no porque quisiéramos. Y en cuanto pudimos, tuvimos a bien a mandarlos mucho a la chingada.

Quiero mucho a los españoles (o debería decir ibéricos, porque los vascos y catalanes no se asumen como españoles), y sé que nuestros pueblos tienen mucho en común. Pero mis raíces están en América, y mis pueblos hermanos son los latinoamericamos. Bien lo dijo Juárez:

“…heredamos la nacionalidad indígena de los aztecas, y en correspondencia con ese legado no reconocemos soberanos, ni jueces ni árbitros extranjeros.”

Así que estoy orgulloso de llevar un nombre que usábamos aquí desde mucho antes de que los españoles siquiera supieran que existíamos, y que lo usó alguien que estuvo dispuesto a pelear y dar su vida por su pueblo y lo que él creía que era justo.

Y además está chido que signifique Serpiente Negra en maya, porque me hizo muy fácil la decisión de qué tatuarme.

Serpiente Negra

Serpiente Negra

Las espinas le dan toda la vuelta a mi brazo:

Espinas

Espinas

Si se preguntán por qué espinas, pues es que quería una banda que rodeara todo mi brazo; las espinas no eran muy gruesas (o sea, no dolía tanto que me las hicieran), y se veían chidas.

No había puesto fotos del tatuaje porque inmediatamente después de que me lo pusieron, se veía bastante chistoso mi brazo porque me lo rasuraron para hacérmelo. Además, estuve supurando los primeros días, y después se me olvidó poner fotos.

Ahora que se cumple un año que lo tengo se me hizo buena oportunidad para, ahora sí, “presentarlo” formalmente.

Estoy muy contento con mi tatuaje: no sólo porque creo que se ve bien, sino porque de hecho significa algo. Es mi nombre.

Y como seguí las instrucciones que me dieron cuando me lo hice, creo que se sigue viendo bastante bien. He visto bastantes tatuajes que terminan viéndose horrible después de un rato; pero el mío básicamente sigue igual que hace un año (después de que dejé de estar supurando, claro está).

Y qué bueno que esté contento con él, dado que cuando me entierren (o cremen o lo que sea) lo voy a seguir teniendo.

Real Power 550W SLI Ready ACLY

Enrique me mostró la fuente de poder que se iba a comprar (la Real Power 550W SLI Ready ACLY), y en un arranque le dije que me pidiera una a mí también, por favor.

Es completamente ridículo; la fuente de poder que vino con el gabinete Cooler Master estaba funcionando perfectamente, y esta nueva fuente de poder costó más de 1,200 pesos. Pero no me arrepiento: está bien chida.

Real Power 550W SLI Ready ACLY

Real Power 550W SLI Ready ACLY

Además de tener un ventilador enorme con un led azul pa’ que amarre, trae un Total Power Consumption Display. Que no creo que sea muy útil, pero se ve machín.

Ventiladores

Ventiladores

Total Power Consumption Display

Total Power Consumption Display

Y aparte (y esto sí es útil) tiene todos los conectores habidos y por haber… y en redundancia además. Por ejemplo, ya trae 2 conectores para PCI Express de 6 pines, por lo que ya no tengo que usar mi cable Y hechizo para mi tarjeta de video NVidia. Y (aunque en este momento no lo uso) trae el segundo para cuando active mi SLI.

Conector PCI Express de 6 pines

Conector PCI Express de 6 pines

Está muy chida esta fuente de poder; ahora sólo espero que me dure más de 10 años.

La fuente de poder

La fuente de poder